image

(Junta de Andalucía) La Junta finaliza obras de emergencia en tres carreteras de Málaga para corregir deslizamientos provocados por las lluvias   La inversión ha ascendido a 4,3 millones para corregir deslizamientos en la A-405, A-7075 y A-343, en la Serranía de Ronda, el Valle de Abdalajís y Málaga   La Consejería de Fomento y Vivienda de la Junta de Andalucía ha finalizado las obras de emergencia que ha venido ejecutando en los últimos meses en las carreteras A-405, A-7075 y A-343 para corregir los efectos de las precipitaciones caídas en el otoño pasado, fundamentalmente deslizamientos y grietas aparecidas en la calzada. El departamento que dirige Elena Cortés ha invertido en el desarrollo de estos trabajos 4,33 millones de euros, un esfuerzo económico que ha permitido que estas vías se encuentren en estado óptimo para garantizar el tránsito de vehículos en condiciones de seguridad vial para afrontar la operación salida del mes de agosto.   La A-405, de Gaucín a San Roque, es una carretera que a la salida de Gaucín discurre sobre una media ladera de pendiente moderada. A la altura del punto kilométrico 0,8 se generó un deslizamiento de grandes proporciones, provocando el hundimiento de la calzada en un tramo de unos 40 metros. En primera instancia, la Consejería habilitó un desvío en la margen derecha para favorecer el tránsito de vehículos en condiciones de seguridad vial, y posteriormente se procedió a la estabilización de la franja de terreno afectada por la carretera, eliminando la posibilidad de desplazamientos. Para ello se ha saneado toda la masa inestable del terreno y se ha sustituido por un cuerpo inalterable y permeable, como es un pedraplén. También se ha creado ladera abajo algunos drenajes para el desagüe de este dique y tras la retirada de todo el material deslizado, se ha procedido a construir el muro de escollera. El presupuesto de esta actuación asciende a 181.263 euros.   En la A-7075, que conecta Málaga con Antequera a través de Villanueva de la Concepción, la obra de emergencia se ha localizado en el punto kilométrico 14,4, a su paso por Almogía. Los trabajos han consistido en modificar el trazado de la carretera debido a la inestabilidad del terreno a media ladera sobre el que se apoyaba el trazado. Ha sido necesario realizar un desmonte de la roca en la zona contigua a la carretera, permitiendo modificar este tramo para asentarlo sobre materiales rocosos de mayor estabilidad. A mediados de junio se reanudaron las obras que quedaron supeditadas a la modificación del proyecto original, ya que ha sido necesario el empleo de explosivos para la excavación del desmonte. Se ha corregido el drenaje transversal y longitudinal en este trayecto, así como el acondicionamiento de obras de drenaje existentes. La intervención ha supuesto un desembolso de 1,17 millones de euros.   Por su parte, en la carretera A-343, de Antequera a Zalea, en el Valle de Abdalajís, se ha llevado a cabo el refuerzo del firme en el tramo comprendido entre los puntos kilométricos 20 y 27. Esta intervención ha sido necesaria para renovar el aglomerado, que se ha visto muy perjudicado por las últimas lluvias, así como por los trabajos de corrección de desprendimientos y erosiones y por el arreglo de elementos de drenaje que previamente quedaron afectados por el temporal de 2012. En total, la Consejería de Fomento y Vivienda ha actuado desde el otoño del pasado año en los tramos comprendidos entre Antequera, el Valle de Abdalajís y Álora. Las lluvias provocaron en esos tramos graves desprendimientos, deslizamientos e inundaciones de calzada, así como rotura de elementos de drenaje Las obras de emergencia declaradas por la Junta han posibilitado restituir la seguridad vial en estos trazados de la carretera, donde se ha invertido en conjunto 2,98 millones de euros.     Obras en ejecución   Por otro lado, la Junta de Andalucía mantiene en ejecución obras de emergencia en la A-369, de Ronda a Gaucín, donde se está actuando en dos puntos kilométricos. En el punto kilométrico 23,2, debido a las lluvias, se ha generado una inestabilidad en la ladera que se prolonga tanto aguas arriba como hacia abajo de la carretera, seccionando completamente a ésta. En la calzada se han formado dos grandes grietas que avanzan con celeridad y la solución propuesta consiste en conservar lo existente y reforzar el terraplén. Para ello se ha construido una pantalla de pilotes y se está reconstruyendo totalmente el firme en un tramo de unos 80 metros de carretera.   En el punto 33,8, a la altura del Mirador del Cura, en el lado izquierdo se produjo también otro deslizamiento que afectó por hundimiento a la plataforma en una franja de unos cuatro o cinco metros de anchura. La medida propuesta consiste en trasladar la traza de la carretera hacia el lado interior de la curva, mejorándola. Para ello se ha instalado una pantalla de pilotes de contención y se está reconstruyendo la calzada. Esta obra tiene un coste global que asciende a 338.804 euros.   La actuación de emergencia en la A-7300, que une la A-45 con Cuevas Bajas, también tiene como finalidad reparar el movimiento de tierras que ha provocado un deslizamiento en el punto kilométrico 9,9, a la altura de Cuevas Bajas. La vía presentaba problemas de hundimiento de calzada, grietas y baches en esta zona. Los trabajos que se ejecutan consisten en la construcción de una pantalla de pilotes y en la reposición del firme en un tramo afectado de cien metros de calzada. También se está construyendo un muro de escollera junto al cauce del río para proteger el terraplén de la carretera de futuras avenidas. El presupuesto de adjudicación asciende a 280.649 euros.   En ambos casos, la previsión de la Junta de Andalucía es que las obras finalicen este verano.