‘Cuenta atrás’ es el título del recital poético musical que tendrá lugar el viernes 26 de enero en el centro cultural Vicente Aleixandre

El viernes 26 de enero, la poeta Kris León y el músico Juanjo Bustos protagonizan en Alhaurín de la Torre el espectáculo poético musical ‘Cuenta atrás’, un recital con concepción teatral en el que bailan los poemas, textos propios y melodías originales de los artistas junto a versiones de algunas canciones; una historia sentimental que se interpreta, se recita y se canta mediante una auténtica cuenta atrás dividida en seis capítulos.

Será en el centro cultural Vicente Aleixandre (C/ Jabalcuza 9), a las 20.00 horas, con entrada libre hasta completar aforo.

Kris León es malagueña y licenciada en periodismo, Máster en Gestión de Eventos Culturales y Gestión del Patrimonio Literario. También ha cursado estudios de locución y doblaje y está finalizando su doctorado. Empezó a recitar en 2010 junto a La Rebotica y el Colectivo Trastos. Ha recitado en numerosos eventos en Málaga y en muchas otras ciudades, incluyendo el Festival Cosmopoética. Emprendedora, artista y gestora cultural, ha dirigido diversos proyectos entre los que destacan Cultumanía, Insultantemente Jóvenes, Los viernes del  Ocón y Micros abiertos de poesía y música.

Ha publicado ‘Animal de deseo’ (Ediciones en Huida, 2014) y ha participado en la antología ‘Una nueva melancolía’ (2015). Obtuvo la segunda posición en el Premio de Poesía Ciudad de Málaga (2015) y la Mención especial del  Premio de Poesía del Ateneo de Málaga. En la actualidad trabaja en próximos libros y proyectos escénicos.

Juanjo Bustos se  convierte en JJ Magic Durden, músico multi instrumentista nacido en Las Navas de Tolosa. Es Diplomado en Magisterio de Educación Musical, licenciado en Comunicación Audiovisual y en Ciencias e Historia de la Música. Comenzó a combinar la música y la poesía en Ala y Raíz. Desde 2012  a 2015 presenta distintas propuestas en Alcalá la Real y Linares. Ese último año, durante un micro abierto organizado por Kris León, presenta por primera vez sus poemas. Desde entonces es participante asiduo en los eventos de la poeta.

Reside en Málaga donde imparte clases de piano y ameniza las noches del restaurante Cañadú, poniendo su música e imaginación al servicio de cantantes, poetas y creadores audiovisuales.