Jornadas IFAPA 2Más de 150 personas asisten a unas jornadas sobre el Greening de los cítricos en la que participa el mayor experto mundial en esta patología

El delegado territorial de Agricultura, Javier Salas, apostó ayer por la prevención y la formación continua de agricultores y técnicos como base para la prevención de enfermedades fitosanitarias en el sector agrícola de la provincia de Málaga y “lograr así la máxima protección de un sector de vital importancia económica y  social en la provincia”.

 

Javier Salas inauguró ayer unas jornadas técnicas en el Instituto de Investigación y Formación Agraria y Pesquera de Campanillas sobre el Citrus greening. Huanglongbing o HLB, una patología que afecta a los cítricos. El seminario, en el que participa el doctor Joseph M. Bové, considerado hoy día el mayor experto mundial en esta patología, reunió a más de 150 agricultores, investigadores, profesionales y funcionarios.

 

El delegado territorial ha indicado que el objetivo de las jornadas es trasladar al sector citrícola andaluz todo el conocimiento sobre la enfermedad, la identificación de sus síntomas, los insectos vectores y las estrategias recomendadas contra la misma.

 

“Sólo mediante una adecuada formación y estando preparados ante cualquier adversidad es posible actuar de forma coordinada y efectiva ante eventuales enfermedades en los cultivos”, ha indicado Salas, quien ha resaltado la importancia de conocer al detalle todo lo que rodea al Greening teniendo en cuenta la importancia de los cítricos como una de las producciones más destacadas del campo malagueño, con una superficie total de 10.000 hectáreas y una valor de alrededor de los 40 millones de euros.

 

Los distintos expertos que participan en las jornadas han trasladado las experiencias y los resultados obtenidos en otras zonas productoras en las que el problema lleva años establecido. Si bien hasta ahora no se ha detectado ningún brote de esta patología en España, la presencia de la Trioza erytreae en Portugal y en algunos puntos del sur de Galicia implica una cierta alerta fitosanitaria ante la que todos el sector (Administración, viveristas, productores y comercializadores) ha de estar preparado.

 

El delegado territorial de Agricultura ha incidido en que para que las medidas preventivas y de erradicación de cualquier enfermedad que afecte al campo andaluz sean efectivas “es necesaria y fundamental la actuación conjunta del sector, es decir, la administración, los viveristas, los productores y las compañías comercializadoras”.

 

 

Print Friendly, PDF & Email