Más de 4.000 usuarios han disfrutado de las instalaciones durante los meses de julio y agosto. El periodo estival ha estado marcado por las estrictas medidas de higiene y seguridad a causa del COVID-19

Las piscinas municipales al aire libre de El Cordobés, Joaquín Blume, Torrealquería y La Alquería abrieron sus puertas el pasado 1 de julio, en una atípica temporada estival marcada por los protocolos sanitarios. Desde entonces, han sido más de 4.000 usuarios los que han disfrutado de las instalaciones con total seguridad. Los cuatro recintos cerrarán sus puertas este próximo domingo 30 de agosto, lo que significa que, a diferencia de otros años, la temporada se ha dado por finalizada antes por prevención, ante el aumento de casos de coronavirus en las últimas semanas en nuestro país.

Para velar por la salud y el bienestar de vecinos y visitantes, este verano se establecieron importantes medidas de control junto a la limitación de aforo. Además, para controlar la afluencia de usuarios, funcionó un sistema de reserva telefónica durante las primeras semanas.

A fin de poder garantizar la rotación y que el máximo número de personas tuvieran la oportunidad de bañarse, el uso de las piscinas quedó dividido en dos turnos: el de mañana (de 11 a 15 horas) y el de tarde (de 16 a 20 horas). Entre las tres y las cuatro de la tarde, las instalaciones permanecían cerradas para su limpieza y desinfección. Asimismo, dichas tareas se llevaban a cabo antes de la apertura y después del cierre de los recintos, para un total de tres tratamientos diarios.

Respecto al incremento del control y la vigilancia de los recintos, este verano se ha aumentado el número de socorristas, lo que ha permitido la presencia de dos o tres profesionales en cada piscina para informar a los usuarios y recordarles el cumplimiento de las normas establecidas. Igualmente, el aforo se redujo en un 25% para asegurar el distanciamiento social.

El Área de Deportes, que dirige María del Mar Martínez, ha querido agradecer a la ciudadanía “el nivel de sensibilización y de responsabilidad mostrado durante este verano tan complejo. Para la edil, todos los usuarios han cumplido cada una de las indicaciones y normas de seguridad e higiene. Asimismo, Martínez ha lanzado un deseo de esperanza emplazando a vecinos y visitantes a que disfruten el próximo verano de las instalaciones, “con la confianza de que todo haya vuelto a la normalidad”.

Print Friendly, PDF & Email