image

La propuesta, presentada por la Concejalía de Deportes, plantea una condena sin paliativos y pide a clubes, instituciones y federaciones más implicación en la transmisión de los valores deportivos y acciones conforme al Libro Blanco del Deporte de la Comisión Europea

El Ayuntamiento de Alhaurín de la Torre, a través de la Concejalía de Deportes, Juventud y Comunicación que dirige Prudencio J. Ruiz, presentará mañana en el Pleno de la Corporación una moción para impulsar medidas contra la violencia en el deporte y acciones que fomenten la transmisión de los valores deportivos entre todos los practicantes y la ciudadanía en general. La propuesta plantea una condena sin paliativos de los actos violentos o que impliquen racismo, xenofobia o intolerancia en el ámbito del deporte.

Se hace hincapié en este sentido en sucesos que han tenido lugar recientemente y que han afectado a deportistas locales, como la “salvaje agresión” al futbolista del equipo juvenil del Alhaurín de la Torre C. F., Samu Galán, algo que “no hace otra cosa que incidir en una llaga que lleva bastante tiempo abierta”. “En ocasiones nos encontramos con situaciones realmente deleznables, que oscurecen ese goteo constante que supone la transmisión de los valores o actitudes protagonizadas desde niños hasta sus educadores, que muestran una imagen completamente alejada de lo que significa el deporte”, explica el edil.

Por ello, se busca una adhesión unámime de Alhaurín de la Torre a varios acuerdos, incluyendo solicitar a todas las instituciones más implicación en la transmisión de los valores del deporte, como el respeto, el esfuerzo, la convivencia, la constancia, la autodiscilplina y la unión de esfuerzos. También se insta a los estamentos, colectivos, clubes y asociaciones deportivas de Alhaurín a que impulsen más acciones conforme al Libro Blanco del Deporte de la Comisión Europea; a la Junta de Andalucía a que, en el marco de sus competencias, arbitre los mecanismos para la desaparición de actitudes violentas ligadas a la práctica deportiva; y a las federaciones de cualquier modalidad a que tomen medidas ejemplares cuando sucedan acciones de este tipo, que dañen y perjudiquen la imagen de su deporte.

“Debemos impulsar más las medidas que se están poniendo en práctica desde hace años, porque estos hechos puntuales que ensucian la vida deportiva quizá ya no deberíamos considerarlos casos aislados, sino un problema concreto y real. Ninguna agresión puede quedar impune, máximo si pone en riesgo vidas humanas. Merece el rechazo social desde cualquier punto de vista y, para ello, todas las administraciones del elenco deportiv deben asumir su responsablidad”, subraya Prudencio J. Ruiz.

Print Friendly, PDF & Email