image

(Prensa Municipal) El alcalde respalda al empresario presuntamente extorsionado durante dos años y valora su aportación a la imagen de la hostelería de Alhaurín de la Torre 

El alcalde de Alhaurín de la Torre, Joaquín Villanova, quiso ayer comparecer en rueda de prensa junto a José Luis Encinas, el empresario supuestamente estafado y extorsionado durante dos años, para aclarar los detalles del caso de los falsos comentarios sobre la actividad empresarial del restaurante El Segoviano, que ha causado efectos muy negativos a este emblemático establecimiento. El regidor valoró muy positivamente la aportación del hostelero a la imagen del sector en nuestro pueblo y, por supuesto, su aportación como atractivo turístico, cultural y gastronómico. “José Luis apostó hace años por Alhaurín, hizo una fuerte inversión y trajo, entre otras cosas, el mejor espectáculo flamenco de toda la Costa del Sol”.
“Me duele que se ataque a personas como el Segoviano que tiene un negocio honrado y próspero, al cual ha asistido público de toda Europa y es lamentable que quieran hundirlo con mentiras”.
Tanto el abogado de Encinas, Juan Manuel España, como su hija Alicia, subrayaron lo duro que es sufrir esta falsa información publicada en internet, y que ha afectado a la salud del fundador del restaurante, aunque confían en superarlo poco a poco.
A pesar de existir ya una sentencia provisional no en firme, los falsos y dañinos comentarios continúan publicados en la red, si bien esperan que desaparezcan pronto “ya que los touroperadores examinan los comentarios de los usuarios y deciden contratar o no según estos”. 
La presunta estafa, investigada por la Guardia Civil y llevada al juzgado, tiene como base la aparición de comentarios despectivos de las calidades de la comida y de los espectáculos de El Segoviano, y, posteriormente, la recepción de varios emails de supuestas empresas y personas ofreciéndoles borrar todo ese contenido y al final han descubierto que presuntamente la autoría de ambas es la misma.
La empresa, además, quiso desmentir tajantemente que fuese un antiguo trabajador del Segoviano el presunto estafador, como se ha publicado en algún medio. Por último, la Guardia Civil aún no ha podido eliminar estos comentarios, porque las páginas se encuentran repartidas en diferentes servidores y resulta muy complicado, aunque confía en que al final se logre.