Las actuaciones se desarrollan en las calles Catamarán y Ciudad del Cabo, y consisten en la  mejora de las redes de pluviales y de saneamiento para garantizar la correcta evacuación del agua de lluvia. La calle Catamarán quedará cortada durante los trabajos en sentido descendente.

 

Garantizar la correcta evacuación y desvío del agua de lluvias y evitar las inundaciones en sótanos y viviendas. Son los objetivos de sendas actuaciones que ha iniciado recientemente el Ayuntamiento de Alhaurín de la Torre en las urbanizaciones de Retamar y de Santa Clara, y que supondrán la ampliación y mejora de las infraestructuras de pluviales y de saneamiento en esa zona. Los trabajos corren a cargo del Servicio Municipal Aqualauro, dependiente de la Concejalía de Aguas que dirige Pablo Montesinos.

 

Por un lado, en la calle Catamarán se han iniciado unas obras de urgencia para evitar que se vuelvan a producir situaciones como la que se vivió durante las fuertes precipitaciones del pasado 4 de diciembre, cuando las tuberías existentes no fueron capaces de evacuar toda la cantidad de agua, que acabó entrando en varios inmuebles cercanos. Las tareas se acometen en la confluencia con la calle Santa Mónica y durarán unos días. Consisten en la instalación de una nueva canalización de conexión con la propia red que viene de la calle Santa Mónica. Para su ejecución, ha sido necesario cortar el tráfico de bajada de la calle Catamarán (en sentido hacia la variante de la A-404), por lo que desde el Ayuntamiento se ruega a los conductores que utilicen vías alternativas, como la avenida de Santa Clara.

 

Por otra parte, Aqualauro también ha ejecutado un proyecto en la calle Ciudad del Cabo, que supondrá mejorar el funcionamiento de la red con una nueva tubería de unos 50 metros de longitud y 400 de diámetro, mientras que la anterior tenía 315. De esta manera, se pretende aumentar la capacidad de evacuación de las pluviales en ese punto, en el cruce con la calle Navegante Isidoro, evitando atoros y que el agua entre a los sótanos de las casas cercanas. El Consistorio solicita la colaboración vecinal y pide disculpas de antemano por las molestias que puedan causar estos trabajos, sobre todo en lo referente a los desvíos de tráfico en la calle Catamarán, que durarán solo unos días.

 

Esas obras se suman a las cuantiosas inversiones realizadas por el Ayuntamiento en el último año y medio que, como ya explicó el alcalde, Joaquín Villanova, han supuesto en torno a 1,3 millones de euros, incluyendo nuevas rejillas de pluviales, infraestructuras, canalizaciones y areneros en las cabeceras de los arroyos urbanos, lo que ha contribuido también a minimizar los daños por las recientes lluvias.

Print Friendly, PDF & Email