image

La actuación ha comenzado esta semana y consiste en la instalación de una nueva tubería de 70 metros de longitud y 800 milímetros de diámetro entre las urbanizaciones Pueblo Cortijo y Torresol. Los trabajos durarán entre tres y cuatro semanas

El Ayuntamiento de Alhaurín de la Torre, a través de Aqualauro, el servicio municipal dependiente de la Concejalía de Aguas, ha iniciado una nueva obra, dentro de su plan de actuaciones destinado a prevenir inundaciones y estancamientos de agua en caso de fuertes lluvias. El proyecto afecta al área de Cortijos del Sol, concretamente a las urbanizaciones Pueblo Cortijo y Torresol, donde se mejorará la red de pluviales y saneamiento.

Para ello, el departamento dependiente de la delegación que dirige Pablo Montesinos ha iniciado esta misma semana los trabajos en la calle Alberca, donde se va a instalar una nueva tubería de unos 70 metros de longitud y 800 milímetros de diámetro, que vendrá a mejorar notablemente la capacidad de la red en este punto, evitando la acumulación del agua de las precipitaciones. Es el mismo objetivo de otras intervenciones que Aqualauro ha venido ejecutando en los últimos meses en Cortijos del Sol, Retamar, Capellanía, la travesía y otras zonas del casco urbano, que han servido para refozar el sistema de pluviales.

Está previsto que los trabajos se prolonguen durante tres o cuatro semanas, para lo cual ha sido necesario cortar al tráfico un tramo de la calle Alberca (aunque se permitirá acceso a los residentes), y efectuar desvíos y cambios en el sentido de circulación en algunas de las calles cercanas de Pueblo Cortijo, como Arroyo, Olivos o Almonte. Desde Aqualauro agradecen la colaboración de los vecinos y piden disculpas por las posibles molestias que puedan ocasionar las obras.