(Jmm Caminero) El de Portoplano se sentó imaginariamente aquella mañana en la mesa hablando con los grandes pensadores de todas las épocas, cinco o seis. Ciertamente, no fue un encuentro real, pero si en lo mental, porque pensaba en hechos y datos y, se decía a si mismo, qué pensaría Confucio sobre esta cuestión, o qué Buda, o qué Mencio, o qué Platón o qué Kant, o qué Heidegger… ¡Y así, era su vida enlazar hechos actuales con conceptos indicados por seres que existieron en otros momentos, además de lo que ahora se pensaba o se sentía…!

– Hubo tiempos que casi adorábamos a los libros, porque creíamos que tenían saber y verdad y sabiduría. Y ahora, el tiempo te ha enseñado con tristeza, que todos los libros están escritos por seres humanos, y éstos, la mayoría tienen muchos intereses, además de conceptos, y además de supuestas verdades.

– Sé cauto en lo que crees, y en los caminos que empiezas y en los que desechas.

– Encontrarás a lo largo de la vida, pocos seres humanos, que de verdad se conocen, y de verdad, no quieren engañarse a sí mismos, y de verdad no quieren engañaros a vosotros mismos.

– Existes en un mar o huracán enorme de ideas, hechos, datos, acontecimientos, noticias, y la mayoría de seres humanos se ahogan en ellas, o se retiran a una cueva, sin desear casi ninguna información.

– Hay que tener piedad y misericordia con y de los hombres, que se pierden en si mismos, dentro de si mismos y fuera de sí mismos.

– Cada saber, no es una forma de percibir y pensar la realidad, sino además de llevar a práctica la realidad. Por lo cual, no solo entendemos con el saber que tenemos, con la ciencia concreta en la que nos insertamos, sino también, ese saber y esa ciencia quiere cambiar la realidad, según sus metodologías, por muy ciencia que sea…

– Los afectos pueden tener una causa o motivo, o varios o muchos. De ahí, que ese afecto puede ser más fuerte o menos. O el afecto ha sido creado o incentivado por una persona o por otra, y según el afecto que tienes a esa persona, será por consecuencia el afecto posterior mayor o menor.

– Alguien equis te dice algo sobre algo o sobre alguien zeta, y según tu relación ese primer alguien equis, así creerás que lo que te dice sobre ese algo o sobre ese alguien zeta es verdad o no lo es.

– Si invitas a alguien a tu casa le tienes respeto, si eres invitado por alguien a su casa, le tienes respeto. Y ese respeto te lleva a ser comedido con las palabras, las miradas y los pensamientos…

– Tenemos que recoger la sabiduría y el saber ortodoxo, que los humanos han ido descubriendo a lo largo de los milenios. Y con ellos, enfrentarnos al presente y al futuro.

– Los humanos de dos o tres ideas, aparecen y aparentan enormemente fuertes, y con gran personalidad. Pero raramente la enorme cantidad de realidad y de realidades que existen en la realidad, se pueden explicar sobre por dos o tres ideas…

– Llega a una edad, que a uno le vienen al recuerdo, sus pequeños éxitos y sus pequeños o grandes fracasos.

– ¿Por qué algunos seres humanos sienten que han fracasado en dos o tres o en cinco o en diez realidades de la existencia y del existir…?

– En tu rincón, en tu silencio, intentas armonizar los hechos y datos de la existencia y de la realidad, interior y exterior, con el saber ortodoxo, que tu sociedad y cultura y tiempo ha ido acumulando y que tú conoces. Eres un productor de intentar unir pensamientos y realidades.

– Sé que he fracasado como escritor-pensador-filósofo-autor plástico. Sé que he fracasado en todos esos campos o en todos esos unidos. Porque en mis sueños, también estaba en ser un escritor-pensador-filósofo-pintor profesional, o al menos semiprofesional. Y la realidad, es que solo he puesto enorme esfuerzo, enorme cantidad de tiempo, enorme cantidad de trabajo, y una cantidad no despreciable de inversión económica, en todo ello, y solo ha recibido mi trabajo nada más que silencio…

– Por favor, no soy superior a usted, pero tampoco soy inferior a usted, como ser humano, usted tiene sus ideas e ideologías y sus circunstancias y sus realidades y yo las mías.

– No olvide que estoy buscando verdades, es decir, acuerdos más profundos entre hechos de la realidad y las ideas-palabras-frases-conceptos. No olvide que solo me dedico a ello, una gran parte de tiempo. Igual que otros buscan nuevas fórmulas matemáticas o químicas o formas de nuevas cirugías, o nuevos tipos de negocios económicos, yo busco verdades. Que si las encuentro, serán para el bien de usted o de sus descendientes… ¡Por tanto, no me crea tan innecesario para la sociedad…!

– Los humanos se reúnen para tener influencia o más influencia sobre los otros. Yo, yo solo he intentado buscar preguntas y verdades y hechos y datos, y combinarlos entre sí. No quiero tener influencia sobre los demás. Solo deseo me dejen pensar y escribir y pintar y que pueda vivir y existir en el mundo, como los demás.

Volviendo a su redil, el de Portoplano pensaba, cómo crear o descubrir o inventar palabras y frases, que se acercasen a la verdad y bondad, cuándo tantas perspectivas pueden existir en el mundo. El silencio de la sinfonía estaba en el ambiente de su cabeza, proporcionándole sonidos.

http://twitter.com/jmmcaminero                    © jmm caminero (02 marzo-26 mayo 2019 cr).

Fin artículo 1.670º: “Filosofemas III de Juan de Portoplano”.

Print Friendly, PDF & Email