La actuación que ejecuta el Ayuntamiento suma ya 120 metros lineales de marcos prefabricados de hormigón armado, que multiplicarán considerablemente la capacidad de evacuación en ese punto para prevenir hundimientos y daños en el futuro

Avanzan las obras para la construcción de una gran estructura de hormigón armado que desviará las aguas del arroyo Blanquillo en el entorno del Recinto Ferial y del Parque del Algarrobal. En estos días han comenzado los trabajos de relleno y nivelación del terreno, después de que se hayan completado los primeros 120 metros lineales de esta canalización, que multiplicará de forma considerable la capacidad de evacuación del agua pluvial en este punto. La actuación se enmarca dentro del plan de obras y reparaciones del Ayuntamiento encargado por el alcalde, Joaquín Villanova, para hacer frente a las consecuencias de las fuertes lluvias de diciembre y prevenir más daños en el futuro.

Este proyecto, que ejecuta la Concejalía de Obras e Infraestructuras que dirige Gerardo Velasco, plantea la instalación bajo tierra de una estructura de marco rectangular de hormigón armado, en sustitución del anterior tubo metálico que conducía el agua de las precipitaciones procedente del arroyo Blanquillo. Dicho tubo sufrió algunos daños durante el temporal de diciembre. El Consistorio ha optado por renovar por completo la infraestructura, en un tramo de unos 400 metros lineales que se llevará a cabo en distintas fases, para arreglar los destrozos sufridos y aumentar la capacidad y resistencia de la canalización en esta zona, donde confluyen las aguas de hasta dos arroyos más.

Los primeros trabajos consistieron en movimientos de tierra y desvío de servicios y redes de telefonía y electricidad afectados por el grueso de la obra. A continuación, se excavó de una gran zanja, se colocaron los primeros marcos y se han empezado ya a soterrar a la altura del parque. El Consistorio pretende completar en las próximas semanas unos 70 metros más, más cerca del Recinto Ferial, para lo cual habrá que completar previamente el desvío de las redes de servicio en la calle María Zambrano. Paralelamente, se ha acometido la adecuación y mejora del punto donde desagua la nueva infraestructura.

 

Hay que recordar que para impulsar esta gran inversión se aprobó en el Pleno del pasado mes de abril con carácter de urgencia una partida de alrededor de 1,5 millones de euros, con cargo en su mayor parte al remamente de tesorería. Por motivos de seguridad, será necesario recortar el espacio disponible en el recinto durante la celebración de la próxima Feria de San Juan del mes de junio, que será debidamente vallado y señalizado para prevenir cualquier incidente.

Print Friendly, PDF & Email