El alcalde y la delegada provincial de Administración Local visitan algunas de las actuaciones para prevenir y reparar los daños por la gota fría de hace un mes. Se ha acometido un limpieza a fondo del arroyo del Valle y otros cauces. La Junta ha aportado 113.440 euros en ayudas.

El Ayuntamiento de Alhaurín de la Torre prosigue con las actuaciones de reparación y mejora en infraestructuras, calles, caminos y arroyos del término municipal, como consecuencia de los daños ocasionados por las fuertes lluvias del pasado 14 de septiembre en la provincia de Málaga. El alcalde, Joaquín Villanova, y la delegada territorial de Administración Local de la Junta de Andalucía, Nuria Rodríguez, visitaron algunos de los trabajos que se están ejecutando en la localidad, para los cuales la Junta aprobó ayudas de emergencia por valor de 113.440 euros.

Hay que recordar que el Ayuntamiento aprobó en el Pleno de septiembre modificaciones de crédito que ascendían a un total de 665.900 euros para poder financiar estos proyectos, si bien el regidor ha adelantado que probablemente la inversión final superará el millón de euros debido a que se han detectado nuevas deficiencias y averías como resultado de esta gota fría o DANA (depresión aislada en niveles altos).

Una de las barriadas más afectadas fue la de Torrealquería, donde ya han comenzado las obras para evitar más inundaciones y daños. El alcalde y la delegada, junto con el concejal de Servicios Operativos, Prudencio J. Ruiz, y los técnicos del Departamento de Obras e Infraestructuras han visitado las tareas, que se iniciaron hace unos días en la zona verde situada en pleno corazón de Torrealquería, entre las calles Soleá, Cauce y Sierra Llana. Allí, se ha planificado una triple intervención, con el objetivo en todo caso de facilitar el desvío de las aguas pluviales y evitar daños en calles, viviendas e infraestructuras.

Las máquinas y operarios están ya actuando en la vía pública para construir un gran marco de hormigón que sustituirá a los cuatro tubos que actualmente pasan bajo la intersección de la calle Soleá con la avenida José María Torrijos (cerca de la parada de autobús), los cuales quedaron atorados por el arrastre de piedras y lodo desde el arroyo debido a las fuertes precipitaciones.

En ese mismo punto, se instalarán grandes bocas de evacuación de agua, para desviar todas las pluviales que bajan desde la calle hacia el arroyo. Por otra parte, se va a suprimir un rebaje de la acera en la calle Soleá hacia la calle Cauce, y se va a levantar un bordillo, que hará también de barrera frente al agua. Dicho rebaje, que se habilitó en su día para facilitar el paso de las ambulancias y vehículos de emergencia hacia la zona peatonal, será reemplazado por uno nuevo en la calle Sierra Llana, situada a un nivel más bajo. Por último, se dragará el cauce, en el que también se plantea una obra para facilitar su limpieza y prevenir la acumulación de barro, piedras y sedimentos.

En la carretera de acceso a Torrealquería desde el cruce con Zamorilla también se han acometido importantes reparaciones. No obstante, el primer edil anunció que se plantea una nueva inversión para facilitar el drenaje y evitar el arrastre de piedras y lodo en un punto que ha quedado dañado, a la altura de la depuradora. Allí, el asfalto correspondiente a un pequeño tramo de carril-bici ha sufrido destrozos por estos corrimientos, que se solucionarán con unos areneros o balsas que se habilitarán en el curso alto de un arroyo, como los que se crearon en su día en el cauce de El Pinar (camino de las Canteras), y que han dado muy buen resultado. El objetivo es que los torrentes que se forman en esa zona lleguen hasta la carretera solo en forma de agua, dejando toda la arena, piedras y tierra en las correspondientes balsas.

Por otra parte, se han llevado a cabo importantes trabajos de limpieza en grandes cauces como en el arroyo del Valle, a la altura de Piamonte y de Zamorilla. El Área de Servicios Operativos ha impulsado estas tareas, que se han desarrollado a lo largo de varios kilómetros y que han servido para retirar toneladas de maleza, vegetación y sedimentos. Se trata de una actuación de emergencia con la que se persigue además prevenir nuevas riadas y desbordamientos como los que sufrieron muchos agricultores y propietarios de fincas rurales el pasado 14 de septiembre.

DECLARACIONES

El alcalde, Joaquín Villanova, ha calificado de “enorme y laborioso” los trabajos que se están  haciendo, en algunos casos a mano, para retirar la gran cantidad de piedra y tierra que había atorado algunos tubos e infraestructuras. En el caso de las obras que se ejecutan en el casco urbano de Torrealquería, ha estimado que la nueva canalización del arroyo multiplicará “por diez” la capacidad de evacuación del agua torrencial.

“Esto hay que hacerlo en más cruces. En la carretera de Torrealquería-El Romeral-Zamorilla, el arrastre ha sido enorme y los tubos de 1,20 metros que cruzan esa carretera se han quedado ciegos. Se va a hacer arenero o balsa natural, para que cuando venga el agua con la arena, la arena y el barro queden allí y el agua que cruce el tubo será agua más limpia. Como hemos hecho en la carretera de las canteras, donde hicimos 12 areneros que han dado resultado fenomenal. Viñagrande, El Alamillo, etc. antes se llenaban de lodo, y gracias a los areneros no ha vuelto a pasar”, ha relatado el primer edil.

Con todo, Villanova ha hecho un balance positivo tras valorar todas las incidencias: “No ha habido grandes problemas, solo uno o dos días por el badén de Zamorilla que lo tuvimos que tener cortado por seguridad. No ha habido nadie que no pudiera acceder a su vivienda, nadie que se haya quedado sin luz y no le hayamos ayudado a repararla, hemos limpiado todas las calles… Conforme vamos visitando, van saliendo más cosas, pero todavía nos queda un mes o mes y medio para concluir todas las obras”.

Por su parte, Nuria Rodríguez, delegada provincial de Administración Local, ha enmarcado los 113.440 euros de ayuda de emergencia que ha recibido Alhaurín de la Torre dentro de un paquete de 1,6 millones que se han repartido entre una veintena de municipios malagueños que sufrieron las consecuencias de la gota fría. “Este equipo de gobierno de la Junta de Andalucía tenemos muy claro que tenemos que estar al servicio del ciudadano y la administración más cercana son los ayuntamientos. Es por esto que nos pusimos a trabajar sin descanso desde el minuto uno, desde que esa noche nos azotó el temporal. Eso ocurrió un fin de semana y ese martes ya estaban aprobadas las primeras ayudas, y hoy ya se están ejecutando muchas obras, como es este caso en Alhaurín de la Torre”, ha declarado.

“Hay que felicitar porque se están llevando a cabo grandes obras, porque hay que prevenir también y estar atentos porque siempre puede volver a ocurrir; la verdad es que están haciendo un gran trabajo”, ha concluido la delegada.

El Ayuntamiento continúa con los trabajos de emergencia en caminos y arroyos por las lluvias

Publicada por Diario Alhaurin en Lunes, 14 de octubre de 2019

Print Friendly, PDF & Email