image

La actuación de mantenimiento y conservación se acometerá “más por estética que por riesgo”. La concejala de Educación mantiene su postura de “lealtad institucional” con la Junta, si bien advierte que estará vigilante con la reconstrucción del muro derruido, obra prevista para Navidad

La concejala de Educación del Ayuntamiento de Alhaurín de la Torre, Teresa Álvarez, ha visitado esta mañana el colegio de Educación Infantil y Primaria Clara Campoamor, acompañada de técnicos municipales adscritos al Servicio  de Obras, donde se ha reunido con el equipo directivo del centro y con integrantes de la Asociación de Madres y Padres (AMPA). En ese breve encuentro, la responsable municipal ha asegurado que el Consistorio cumplirá estrictamente su obligación de realizar varias tareas de mantenimiento y conservación del centro, por lo que acometerá con carácter inmediato la subsanación de varios desperfectos encontrados tras las fuertes lluvias de la pasada semana. En concreto, se van a reparar varias grietas aparecidas en los patios y en el gimnasio y se va a habilitar un sistema de drenaje en el murete del vestíbulo principal donde se encuentra el ejemplar de algarrobo y una pequeña zona ajardinada.

Tanto la concejala como los técnicos municipales han querido tranquilizar a la comunidad escolar del CEIP Clara Campoamor en el sentido de que estos arreglos se llevarán a cabo “más por estética que porque comporte un riesgo”. Además, la comitiva municipal, en cumplimiento de lo que le había pedido la AMPA y el propio profesorado, ha inspeccionado con detenimiento todo el muro perimetral del recinto y ha tomado nota de las posibles actuaciones que habría que llevar a cabo en caso necesario.

Con respecto al muro que se desprendió el pasado día 26 de octubre con ocasión de las lluvias torrenciales, cuya obra corresponde a -y va a acometer- la Junta de Andalucía, ha querido subrayar su total lealtad institucional con el Gobierno autonómico y ha reiterado que se pone a disposición de cuanto haga falta, aunque advierte que se mantendrá “muy vigilante” para que se cumpla el plazo para ejecutar las obras de reconstrucción. Según distintas fuentes, la Consejería de Educación tiene fijado comenzar el proyecto de restitución de la pared en las vacaciones de Navidad, a fin de evitar que coincida con la actividad escolar.

Como se recordará, fueron los Servicios Operativos del Ayuntamiento los encargados de limpiar todos los restos del muro derribado, despejar la calle Luis María Valtueña e instalar un doble vallado de seguridad para evitar problemas e impedir totalmente la entrada al recinto por esa zona.

“Vamos a respetar los plazos que nos han comunicado, eso sí, por vía extraoficial, y vamos a mantener nuestro espíritu de concordia y colaboración, como siempre hemos hecho, con el centro, con la Delegación y con la AMPA. No obstante, en caso de que la obra no se haga, apoyaremos cualquier medida de movilización que los padres y madres pudieran plantear en un futuro”, concluye la edil.

Print Friendly, PDF & Email