image

El Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente autoriza la suelta del parásito tras las exigencias de la Junta y las organizaciones agrarias

La Junta de Andalucía acometerá la suelta del parásito Torymus sinensis para luchar contra la plaga de la avispilla que afecta a la producción de castaño de la provincia de Málaga después de que el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente haya autorizado esta actuación que venía siendo reclamada de forma urgente tanto por la Junta de Andalucía como por las organizaciones agrarias en Málaga.

Tanto la Delegación de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio como representantes de las organizaciones agrarias Asaja, Coag, UPA y las Cooperativas Agroalimentarias de Andalucía-Málaga (CAM) reiteraron en noviembre pasado su exigencia al Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente de que aprobase de manera urgente la utilización del parásito Torymus sinensis.

Tras la celebración el pasado mes de enero de una reunión entre responsables del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, la Junta de Andalucía, la Xunta de Galicia –también afectada por la plaga- y científicos del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) se acordaron las zonas en las que se ejecutará la suelta del parásito Torymus sinensis.

De este modo, en la provincia de Málaga se realizarán sueltas en tres zonas: Valle del Genal, Sierra de las Nieves  y Sierra Blanca, donde han sido localizados focos de esta plaga. El delegado de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio ha mantenido una reunión con las organizaciones agrarias y técnicos de Medio Ambiente y Agricultura dentro del Grupo de Trabajo de Coordinación de la Lucha contra la plaga de la avispilla en la que ha informado sobre esta autorización puntual aprobada por el Ministerio.

La suelta se ejecutará entre finales de marzo y principios de abril y la Junta de Andalucía está a la espera de que el Ministerio formalice la autorización para iniciar los trámites de adquisición de las dosis necesarias para acometerla, unos trabajos que serán supervisados por técnicos del Instituto de Investigación y Formación Agraria y Pesquera (IFAPA).

Adolfo Moreno, ha considerado un paso positivo la decisión del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente de autorizar esta suelta puntual, aunque la ve insuficiente ya que tanto desde la Junta de Andalucía como por parte de las organizaciones agrarias se entendía más efectiva una autorización definitiva para la utilización del Torymus sinensis de forma permanente en la lucha contra la avispilla.

La avispilla del castaño es un insecto de la familia de las “avispas de las agallas” (Cinípidos) que afecta exclusivamente a los castaños. Es originario de China, y comenzó a propagarse en 1941 en Japón y en 1963 en Corea. En el continente americano fue detectado en 1974 en EEUU y en Europa en 2002, en Italia. Posteriormente, se ha ido detectando en diferentes estados europeos como Francia, Eslovenia, Suiza, Hungría, Croacia, Holanda, Eslovaquia, Alemania, Republica Checa. En 2012, finalmente, se introdujo en España, concretamente en la Comunidad Autónoma de Cataluña, y desde el pasado año está presente también en Cantabria, Asturias y en los castañares de la provincia de Málaga. Todos los indicios apuntan a que la llegada del insecto está asociada al movimiento de material vegetal afectado procedente de viveros.

Print Friendly, PDF & Email