A pesar de la mañana lluviosa y las dudas planteadas por las predicciones meteorológicas, al final la procesión de San Sebastián pudo llevarse a cabo por las calles del centro urbano con total normalidad, e incluso resultó más esplendorosa por la acción de los últimos rayos de sol de la tarde.
El Patrón de Alhaurín de la Torre, tras la misa oficiada en la iglesia parroquial, con la actuación de la Coral Santa Cecilia, salió a la calle portado a hombros por un nutrido grupo de jóvenes de la localidad y cedidos por otras cofradías de la provincia, vestidos con traje oscuro, y también por personas llamadas Sebastián.
Acompañaron al recorrido la Banda Municipal de Música, dirigida por Alfonso Ortega, y la Banda de Cornetas y Tambores Nuestro Padre Jesús, de la Real Hermandad de los Moraos.
Cientos de personas y feligreses participaron en la procesión, junto a las autoridades municipales, encabezadas por el alcalde, Joaquín VIllanova; el concejal de Fiestas, Mario Pérez, y el resto de la Corporación Municipal; las cofradías, asociaciones y colectivos.
Con sencillez y brillantez, y con un emotivo recuerdo a Dani Rivera, el joven entrenador de fútbol fallecido la víspera y enterrado ayer, la procesión recorrido el itinerario de siempre, en una jornada festiva que cerraba brillantemente los actos en honor al Patrón del municipio.

Print Friendly, PDF & Email