(Prensa Municipal) Enrique Rodríguez Castellón y Antonio Sánchez Montero dimiten de sus cargos por motivos personales. Todos los portavoces valoran su respeto, educación y lealtad. Serán relevados por los números 6 y 8 de la lista electoral socialista de 2011, David Márquez García y Fernando Pérez Osorio   18 de noviembre de 2013.-   Entre muestras de cariño y emoción por parte de sus hasta ahora compañeros de Corporación, el pasado Pleno Ordinario conoció la formalización de la renuncia de los concejales del Grupo Socialista Enrique Rodríguez Castellón y Antonio Sánchez Montero. Ambos ediles presentaron su dimisión por motivos personales y se despidieron oficialmente del resto de los integrantes del plenario y de los empleados municipales, tras varios años en el cargo. Serán relevados por los números 6 y 8 de la lista que el PSOE de Alhaurín de la Torre presentó en las Elecciones Locales de 2011: David Márquez García, de 31 años, y Fernando Pérez Osorio, de 41 años, respectivamente. El primero de ellos llegó a ser concejal del Ayuntamiento de Málaga en el último tramo del anterior Mandato 2007-2011 y el segundo es debutante. Se espera que la tramitación necesaria para que ambos tomen posesión pueda quedar resuelta con vistas al Pleno Ordinario de diciembre. El alcalde, Joaquín Villanova, tomó la palabra en primer lugar para dedicar una sencilla despedida a Castellón y a Sánchez: ”Os apreciaba antes, os aprecié durante y os seguiré apreciando después de haber pasado por esta casa; me habéis llegado al corazón; nos conocemos hace mucho tiempo y a pesar de ser rivales, habéis defendido siempre vuestra postura e ideas con talante, educación y respeto”. Posteriormente, los portavoces de todos los grupos (PSOE, IU-CA, UPyD, Electores y Partido Popular) se sumaron a este homenaje con el denominador común de valorar su excelente trabajo, entender su difícil decisión para poder dedicar más tiempo a la familia, y, sobre todo, con el deseo de ”seguir viéndonos, porque esto no es una despedida y seguro que coincidimos”. Los ediles salientes dieron las gracias a sus hasta ahora compañeros de Corporación y se confesaron abrumados por tanto cariño. Rodríguez Castellón hizo una encendida defensa de la ”grandeza de la política local” y de buena parte de quienes ”nos hemos dedicado a ella, a pesar del desprestigio ciudadano que tiene”. Habló del sacrificio personal que cuesta a los concejales no liberados ejercer su labor de despacho y de calle todo el año, a pesar de que las asignaciones son muy bajas en general. No obstante, mostró su orgullo, al igual que Sánchez, de haber sido votado por su pueblo y haber trabajado por él en la medida sus posibilidades. ”Ahora llega el turno de los más jóvenes para que tomen el relevo”, concluyeron. Rodríguez Castellón ha sido concejal socialista desde 2007 y esta era su segunda Legislatura, mientras que Sánchez Montero, vinculado siempre a la Peña Torre del Cante, debutó en 2011. Ambos tuvieron un importante papel en el proceso de renovación de la agrupación local del PSOE en 2007, que propició el ascenso de Patricia Alba como candidata en estos dos últimos Mandatos.