La asociación comparte con la ciudadanía de Alhaurín de la Torre el proyecto solidario de cooperación llevado a cabo con comunidades pobres del país africano, que ha beneficiado a unas 3.000 personas

Indescriptible. Así se puede definir la experiencia que este verano vivieron siete voluntarios de la Asociación Eoeo en Senegal, un proyecto solidario de cooperación internacional que ya cumple cinco años. En los inicios, el colectivo visitó Ecuador de la mano de una misionera y llevaron a cabo, además, un proyecto técnico tras producirse un terremoto. Y en 2018, por tercer año consecutivo, Eo, Eo ha visitado Senegal. En esta ocasión, ha trabajado con más de 3.000 chicos y chicas senegales, una convivencia que se ha prolongado durante 50 días.

Durante su estancia allí, sus acciones se han centrado en dos ámbitos, el educativo y el de ocio y tiempo libre. El objetivo era ofrecerles actividades de entretenimiento a los jóvenes de Senegal, además de pintar dos dispensarios médicos y una guardería con tres módulos.

Este proyecto junto a toda la labor que lleva a cabo la Asociación Eoeo le ha llevado a ser reconocida con el Premio Andalucía + Social en la categoría de Voluntariado, un premio otorgado por la Junta de Andalucía que recibirá el colectivo alhaurino el próximo 19 de diciembre, y del que daremos cuenta más adelante.

El alcalde, Joaquín Villanova, junto al edil de Juventud, Prudencio J. Ruiz y el concejal Pablo Montesinos asistieron a la presentación. El regidor puso en valor la labor y el esfuerzo que Eo, Eo lleva demostrando desde hace años. Igualmente, ha recalcado que gracias a este colectivo los jóvenes alhaurinos pueden participar en numerosas actividades de ocio saludables, además de proyectos de cooperación.

Daniel Vega, el presidente de Eo, Eo, por su parte, explicó que el balance es más que positivo y que incluso, se ha creado un grupo de voluntariado en Senegal con el que mantienen contacto semanal con el objetivo de ir creando una pequeña delegación. La finalidad es que en un futuro, sean los monitores los propios senegaleses. Recordó que todo aquel que esté interesado en formar parte del colectivo solo tiene que acercarse a la Casa de la Juventud o visitar su web www.eoeo.es. Y aunque la experiencia es diferente en cada voluntario, Vega ha afirmado que el voluntariado aporta, sin lugar a dudas, felicidad.

Miguel Mejías, uno de los voluntarios que han participado en el proyecto, recalcó que es una experiencia inigualable y que a pesar de las dificultades con el idioma (ya que el idioma principal en Senegal es el francés), la solidaridad y los valores van mucho más allá de las palabras.

Más noticias: www.alhaurindelatorre.es y www.torrevisiontelevision.es

Print Friendly, PDF & Email