El Pleno aprueba solicitar a la Junta de Andalucía el cambio de uso del histórico inmueble, en cumplimiento de lo comprometido con los donantes de los fondos

El Museo Andaluz de la Educación (MAE) de Alhaurín de la Torre acaba de dar un paso de gigante para lograr su sede definitiva, eso sí, a medio plazo. El Pleno ordinario celebrado esta mañana ha acordado por mayoría solicitar a la Dirección General de Patrimonio de la Junta de Andalucía que autorice la modificación del uso del edificio principal de la plaza del Conde, en pleno Barrio Viejo, para que en su día albergue dicho espacio museístico. La propuesta de la Alcaldía ha obtenido los votos favorables del Equipo de Gobierno y de Alhaurín Despierta, mientras que Ciudadanos e Izquierda Unida se han abstenido y el PSOE ha votado en contra.

Tal como ha relatado durante la sesión el primer teniente de alcalde y concejal de Participación Ciudadana, Manuel López, en enero de 2010, la Junta aprobó la cesión el inmueble para uso bibliotecario, que se materializó en julio de 2011, por espacio de 50 años, si bien la imposibilidad de poder ampliarlo -solo se permitía restaurarlo-, al tratarse de un edificio protegido, dejaba una superficie a todas luces insuficiente para el centro público de lectura y para cubrir todas las necesidades. Por ello, finalmente el Equipo de Gobierno apostó por construir una biblioteca de nueva planta y mayores prestaciones y equipamiento en la denominada ‘manzana cultural’, con 1.700 metros cuadrados y cuya terminación está muy próxima.

Por otro lado, cuando hace unos años comenzaron las negociaciones con los donantes de los fondos del futuro MAE, Jesús Asensi y José Antonio Mañas, uno de los principales compromisos del Consistorio fue buscar un emplazamiento en algún edificio noble y céntrico de la localidad, concretamente, la Casa del Conde. Así las cosas, indica Manuel López, “se ha considerado conveniente no salirse del ámbito de la cultura para el que fue cedido ese inmueble por la Junta”, a fin de dinamizar y poner en valor el casco histórico y revitalizar la zona como “espacio ciudadano vivo”.

El Grupo Socialista, única formación que ha votado en contra de este cambio de uso, considera que el Equipo de Gobierno ha incurrido en la improvisación en todo lo relativo a la ubicación del MAE, un argumento que ha sido rechazado contundentemente por Manuel López. El teniente de alcalde ha reivindicado que desde “el minuto uno, se apostó por un emplazamiento provisional en la actual biblioteca” de la plaza Santa Ana, frente a Casa Peña, una vez que ésta fuera al nuevo edificio, aproximadamente en el primer trimestre de 2019, según avanzó el alcalde, Joaquín Villanova.

El MAE, en palabras de López, “es nuestro principal proyecto cultural y educativo para los próximos años”, cuenta con el respaldo total de la Universidad de Málaga (UMA) e incluso se ha registrado en la base de datos de la ‘Red Mein-PHE’ de la Sociedad Española para el Estudio del Patrimonio Histórico-Educativo (SEPHE), así como se está trabajando en los trámites administrativos y técnicos para obtener la calificación necesaria a fin de incluirse en la red pública museística de la Junta de Andalucía. “Esto demuestra que no dejamos nada a la improvisación”, concluye.

Como curiosidad, el Pleno se ha celebrado por primera vez en su historia en el Salón de Alcaldes, ya que el salón plenario se encuentra en pleno proceso de obras por mejoras.

Print Friendly, PDF & Email