image

(J. Jimena) Desde que hace unos días se publicase un artículo de opinón en el blog del Círuclo de Alhaurín de la Torre y se compartiera en redes sociales, no para de arder Troya en los mentideros on-line de la localidad, incluso, ha llegado al ilustre “Diario Sur” haciéndose eco de la noticia aunque de manera poco rigurosa, por decir algo. El artículo en cuestión gravitaba en torno a un post publicado(el post existe y lo tengo en mi poder en forma de captura de pantalla) en la red social Facebook en el perfil de un miembro del partido socialista de Alhaurín de la Torre, vocal de su Secretaría de Comunicación.

El post no tiene desperdicio, por lo claro y conciso de las ideas expresadas, legítimas por supuesto y, quien ésto escribe, agradece tanta sinceridad. El escrito, ha suscitado polémica, pero aún más polémica ha causado el artículo de opinión sobre el mismo. Lo torticero del asunto es que, en vez de entrar al meollo de la cuestión sobre las palabras del vocal socialista, se ha derivado en un cerco a la organización morada.

Pero, ¿Qué se dice en ese post? Que, y cito palabras textuales, “Por el bien del PSOE y de España, una alianza entre el PP (RENOVADO) y Ciudadanos, deberían alcanzar la mayoría absoluta el próximo 26 de junio (176 diputados)…] [Si PP y C,s suman, menos quebraderos de cabeza para nosotros. No estamos en condiciones de ganar y hagamos lo que hagamos siempre nos van a criticar…] [Así que lo mejor es que PP y C,s sumen…]. Esta opinión es lícita, digna y propia de la libertad ideológica que debe imperar en una sociedad democrática sana.

Otra cosa es, por supuesto, si tales palabras causan desasosiego en los votantes de la centenaria formación, ya que según parece por los resultados electorales tanto a nivel nacional como en esta nuestra localidad, no hacen más que perder votos al mismo ritmo que su discurso se escora haciar el carril derecho. Y, si a todo esto, sumamos que PODEMOS, ha ocupado gran parte del carril izquierdo y para más inri, pretenden aliarse con el otro vehículo que va por la mencionada vía que no es otro que IZQUIERDA UNIDA/UNIDAD POPULAR, la formación morada (más IU/UP posiblemente) se han convertido en una Amenaza Fantasma, un actor político que perturba los plácidos sueños de aquellos que creían que ya nada podría cambiar.