(Ana Ronda)

En la mañana del domingo 23 de septiembre, tuvo lugar la XXI Copa de Andalucía en la localidad de Alhaurín de la Torre Málaga, localidad que acogió por un lado, al Unicaja Málaga, equipo ACB, y por otro, al Real Betis Energía Plus, conjunto que este año disputará la LEB tras certificar su descenso la pasada campaña.

El marcador no ha dejado lugar a dudas, el equipo dirigido por Luis Casimiro ha dado buena cuenta del entrenado por Curro Segura con un rotundo marcador de 102-65, algo que puede entrar dentro de lo normal una vez que los malagueños han recuperado a todas sus piezas tras el paso por las Ventanas FIBA y que originó que jugaran el Torneo Costa del Sol con bastante inferioridad de efectivos.

En los apartados del juego podemos destacar el elevado acierto en el triple de Kyle Wiltjer pero sin poder dejar de mencionar la gran aptitud y actitud defensiva de los bases cajistas, el recién llegado Jaime Fernández así como el canterano Alberto Díaz que fueron contagiosos para el resto de sus compañeros a la hora de impedir mayor acierto del equipo bético que contó como jugadores más destacados a Malmanis y Dee.