La barriada Retamar comenzó el viernes su verbena popular, a la que acudieron numerosos vecinos de la barriada e incluso visitantes de otros puntos del municipio. Al evento asistieron algunos miembros de la Corporación Municipal, entre ellos el alcalde Joaquín Villanova y el concejal de Fiestas, Pablo Montesinos.

El regidor afirmó que muchos vecinos de la urbanización le pidieron en agosto que se recuperara esta verbena y por ello, decidió ayudar para que la barriada pudiera disfrutar de estas fiestas. Además, adelantó que el año que viene se procederá a la construcción de un pabellón en Retamar, ya que son más de 300 niños los que forman parte del Club Algazara.

Por otro lado, el presidente de la Asociación de Vecinos de Retamar, Mustafá Bouadi, se mostró contento y orgulloso por celebrar de nuevo esta verbena y aseguró que se debe a todo el trabajo e ilusión que han demostrado los miembros de la Asociación de Vecinos. También quiso agradecer al Ayuntamiento de Alhaurín de la Torre la ayuda para que se pudiese llevar a cabo las fiestas, a pesar del poco tiempo de antelación con el que se avisó.

Los vecinos del barrio pudieron disfrutar de un ambiente festivo que estuvo amenizado por la Orquesta Al-Andalus. La gastronomía y la música tradicional y moderna pusieron la guinda a una fiesta popular que contó con una gran participación de asistentes. Retamar vuelve a retomar sus fiestas con una de las ediciones más singulares y especiales

ALMUERZO POPULAR SÁBADO 22

La barriada Retamar culminó ayer al mediodìa sus recuperadas fiestas, con una degustación popular de magro con tomate, a la que asistieron vecinos de la zona para disfrutar del segundo y último día de festejos. El alcalde de Alhaurín de la Torre, Joaquín Villanova, y el concejal de Fiestas, Pablo Montesinos, junto a otros miembros de la Corporación Municipal no quisieron faltar a la cita y fueron los encargados de repartir la comida. Como en el resto de barriadas, el Ayuntamiento habilitó una zona de sombra con la colocación de un toldo para que los asistentes pudieran combatir las altas temperaturas. El primer edil afirmó que la noche de antes disfrutaron con la magnífica Orquesta Al-Andalus, que se vuelca y entrega totalmente al público en cada fiesta. A pesar de no acudir tantos visitantes como en las ediciones anteriores a la suspensión del encuentro, el regidor aseguró que no faltó espacio para la diversión y resaltó la ilusión por volver a recuperar la verbena y la comida popular. También adelantó otra de las actividades que están programadas en esta barriada, como el día del pedal en el mes de octubre. Por último, el concejal de fiestas, Pablo Montesinos, resaltó que ha sido muy difícil llevar a cabo el programa de fiestas en Retamar por el poco tiempo de antelación con el que se avisó, pero, aun así se ha logrado celebrar una pequeña verbena para dar inicio a la del próximo año que tendrá un mayor esplendor. Además, hizo hincapié en la labor que llevan a cabo los colectivos sociales, en este caso, la Asociación de Vecinos de Retamar, quienes se han volcado para que estas fiestas se hiciesen posible.

Print Friendly, PDF & Email