image

El Ayuntamiento insta a respetar las ordenanzas municipales de Protección del Medio Ambiente contra Ruidos y Vibraciones y de Limpieza Pública y Gestión de Residuos Urbanos, cuyo incumplimiento puede conllevar multas de hasta 601,1 euros 

El Ayuntamiento de Alhaurín de la Torre, a través de la Junta de Gobierno Local, ha tramitado en las últimas semanas varios expedientes sancionadores por ruidos, pintadas o arrojar residuos en la vía pública, en cumplimiento de las ordenanzas municipales por protección de medio ambiente y de limpieza viaria. Por un lado, se ha aprobado una sanción de 150 euros por un caso registrado en Capellanía, consistente en una infracción del artículo 71 de la Ordenanza Municipal de Protección del Medio Ambiente contra los Ruidos y Vibraciones, que establece la prohibición de “dejar en patios y terrazas animales domésticos que perturben con sus sonidos el descanso de los vecinos” en horario nocturno, de 23 a 7 horas.

Aunque en estos casos el importe puede ser de 300 euros, se han considerado las alegaciones presentadas por la persona propietaria del animal y las medidas correctoras adoptadas, por lo que se ha reducido a la mitad, atendiendo al artículo 107. Desde el Consistorio se insta a los ciudadanos a que eviten dejar a los perros en las zonas exteriores de las viviendas por las noches, ya que los ladridos dan lugar a numerosas quejas de los vecinos, especialmente en verano.

Por otro lado se aprobó otro expediente por ‘graffitis’, concretamente en la zona deportiva de El Peñón, con multa de 601,01 euros, de acuerdo con la Ordenanza de Limpieza Pública y Gestión de Residuos, que refleja expresamente como infracción las “pintadas en la vía pública sobre elementos estructurales, calzadas, aceras, mobiliario urbano, muros y paredes”. Los hechos tuvieron lugar en diciembre del año pasado, aunque la tramitación se ha retrasado por dificultades a la hora de notificar al infractor. Hay que recordar que semanas atrás se aprobó otra sanción por idéntico motivo, también en El Peñón, aunque en aquel caso se redujo a la mitad (300 euros) porque el responsable adoptó medidas correctoras.

En el marco de esta misma ordenanza, la Junta de Gobierno ha iniciado otros dos expedientes por arrojar residuos a la vía pública. Uno de ellos se basa en una denuncia de la Policía Local contra una persona por tirar objetos en el Parque Municipal, por lo que se plantea una multa de 300 euros. Es la misma cantidad que se propone para el otro caso, denunciado también por la Policía, por no depositar en las papeleras  residuos y envoltorios, esta vez en la calle Punto Industrial. Desde el Consistorio, se hace un llamamiento a la ciudadanía para que eviten este tipo de actos, en aras de la convivencia y del respeto a nuestro entorno y medio ambiente.

Print Friendly, PDF & Email