Villanova no comparte la propuesta de ceder los remanentes municipales al Ministerio de Hacienda y recuerda que la FEMP y la FAMP llevan meses pidiendo que los municipios cumplidores “no sean penalizados”. “No es justo que lo que ahorramos los ayuntamientos ahora se lo gasten los señores Pedro Sánchez y Pablo Iglesias en lo que ellos quieran”

El alcalde de Alhaurín de la Torre, Joaquín Villanova, ha vuelto a reclamar que se permita a los ayuntamientos reinvertir sus superávit y remanentes de Tesorería dentro de la propia acción municipal y quede a disposición, por tanto, de cada municipio. De esta forma tajante, el regidor asegura no compartir “en absoluto” las propuestas formuladas días atrás por el alcalde de la localidad sevillana de Dos Hermanas, relativas a que los municipios depositen sus ahorros en el Banco de España para inyectar de liquidez al Estado en estos tiempos de crisis sanitaria por el Covid-19.

Villanova lo tiene claro como alcalde y se siente respaldado por muchos alcaldes y alcadesas de toda España: “El Estado incumple reiteradas veces la estabilidad presupuestaria y el déficit público. No es justo que lo que hemos ahorrado los ayuntamientos lo pongamos a disposición de la caja única del Estado para que el señor Pedro Sánchez y el sr. Pablo Iglesias se lo gasten en lo que quieran”.

“El Gobierno central tiene que entender que las instituciones locales que llevamos años cumpliendo la ley de Estabilidad Presupuestaria, el techo y la regla de gasto y la contención del déficil público, no podemos ser ahora penalizados”, ha añadido. Antes al contrario, el regidor alhaurino reclama que el Estado permita a los ayuntamientos poder reinvertir esos ahorros en políticas municipales para acciones contra la crisis sanitaria y contra el quebranto económico, social y de salud que está causando en la ciudadanía.

Villanova, desde su máximo respeto a su homólogo de Dos Hermanas, llega a entender que Toscano, “aun yendo a contracorriente, tiene derecho a hacer una propuesta, para debatirla, estudiarla o votarla, pero debe saber que es casi unánime tanto en la FEMP como en la FAMP la existencia de una sola voz: que nos dejen reinvertir el superávit municipal. Es un hecho constatable desde hace meses si se repasan las hemerotecas”.

El alcalde de Alhaurín de la Torre, favorable siempre a la lealdad institucional, cree que poner en este compromiso a los municipios cumplidores con la ley “es castigarlos, es penalizarlos y ponerlos al nivel de los no cumplidores”, y recuerda que, además, una amplia mayoría de Comunidades Autónomas y el propio Estado, no son precisamente ejemplo de disciplina financiera y contención del gasto público. “En Alhaurín llevamos 23 años ahorrando, con trabajo de hormiguita, generando hasta 17 millones de euros de superávit, gastando menos de lo que ingresamos para poder afrontar épocas de vacas flacas… Para que ahora tengamos que salir al rescate con esta ocurrencia, a todas luces injusta e innecesaria”.

Print Friendly, PDF & Email