(Equo Málaga) El partido político EQUO Andalucía demanda a las administraciones competentes que no se concedan fondos públicos para el sustento de las escuelas de tauromaquia así como lo relacionado con los festejos afines a los toros.

Tras expresar su “rotundo rechazo a cualquier tipo de maltrato contra los animales y su dignidad”, EQUO ha mostrado su “apoyo” a las acciones contra este tipo de espectáculo. Que el nuevo Ejecutivo andaluz que preside Susana Díaz vaya “a seguir apostando de forma decidida por la tauromaquia, porque se trata de algo más que un espectáculo público y forma parte de la identidad y cultura de Andalucía, además de suponer una clara expresión del arte y la conservación medioambiental” no es de recibo y se trata de una tradición aberrante y vergonzosa.

Según María Merello, coportavoz de EQUO Andalucía, “el sufrimiento de un animal no puede ser cultura ni arte. Andalucía tiene una cultura muy rica, ajena al espectáculo de los toros; el que nos identifiquen con la tauromaquia es la consecuencia de este apoyo institucional a este espectáculo. Tenemos una televisión pública que sería un medio ideal para impulsar la verdadera cultura y diversidad andaluza”.

EQUO exige a las administraciones locales y autonómicas que “no destinen más fondos públicos a promover y sustentar la tauromaquia” que hasta la fecha se han concedido 2.5 millones de euros en subvenciones para apoyar estas prácticas, sobre todo mientras “se multiplican los recortes en los servicios públicos” con la excusa de “una mal entendida austeridad”.

Esteban de Manuel, coportavoz de EQUO Andalucía, afirma que “lejos de ser una cuestión medioambiental, para el medio ambiente es más rentable, la cría de vacas, cerdos ibéricos y caballos. Evidentemente, acabar con los toros de lidia nos supone un agravio con la dehesa, pues únicamente un 5% de los 6.3 millones de hectáreas de dehesa se destinan a la cría de ganadería brava. Incluso el otro de lidia no es una especie amenazada ni tampoco una raza autóctona de Andalucía”.

EQUO Andalucía recuerda que Izquierda Unida prometió en su programa electoral la eliminación de subvenciones y ayudas directas al mundo de la tauromaquia. Por tanto, desde la organización política se exige el cumplimiento de esta promesa no entrando en contradicción el poco tacto de la apuesta del nuevo ejecutivo Andaluz un día después del toro de la vega.