wpid-manifestacion3.jpgDecenas de personas se suman a la manifestación convocada por las AMPA para instar a la Junta de Andalucía a que construya el centro y aumente la oferta de educación secundaria. El alcalde, Joaquín Villanova, anuncia que el próximo Pleno pedirá la recuperación de espacios comunes
Con la pancarta de ‘Instituto nuevo, por una educación de calidad’ como lema, madres, padres, niños y niñas de Alhaurín de la Torre se han echado esta tarde a la calle para reclamar a la Junta de Andalucía la construcción de un nuevo centro de educación secundaria y la mejora y ampliación de la oferta pública de ESO y bachillerato en el municipio. Decenas de personas, sobre todo familias acompañadas en muchos casos por sus hijos, han participado en la manifestación que ha recorrido algunas de las principales calles del centro urbano.

También han estado presentes el alcalde, Joaquín Villanova, y concejales del Partido Popular, Izquierda Unida y Alhaurín Despierta, que han querido sumarse a la protesta convocada por las asociaciones de madres y padres de alumnos de los colegios e institutos de Alhaurín de la Torre. Los manifestantes se han congregado primero en la plaza de San Sebastián y han recorrido después algunas de las principales calles del centro urbano: Vicente Aleixandre, avenida de San Sebastián, travesía urbana, calle Álamos y vuelta a la plaza de San Sebastián, donde ha concluido la marcha.

Durante la protesta, se han gritado proclamas y consignas reclamando la construcción del que sería el quinto instituto de Alhaurín de la Torre. El acto de hoy se enmarca dentro de la campaña de movilizaciones organizada por las madres y padres, que se inició hace unos días con otra concentración frente a las puertas de la Delegación de Educación en Málaga a la que asistieron representantes de las AMPA. Las principales quejas se refieren a los actuales problemas de masificación y el excesivo aumento de la ratio de estudiantes por clase, así como la pérdida de zonas comunes para habilitar aulas provisionales, la escasa oferta de bachillerato y la instalación de barracones como los que se habilitaron en el IES Galileo. Algunos asistentes han vuelto a expresar su temor a que se abran nuevos módulos prefabricados en otros centros a partir del próximo curso.

El alcalde, Joaquín Villanova, ha anunciado que el próximo Pleno de la Corporación Municipal volverá a pedir una solución a la situación, además de que se recuperen los espacios comunes que se han ido perdiendo para poder dar cabida a todos los estudiantes. “La calidad en la educación no es una cuestión que haya que pedir para el futuro, sino que tenemos que exigirla para el presente”, ha dicho el regidor.

Hay que recordar que el último Consejo Escolar Municipal acordó solicitar a la Junta de Andalucía un informe en el que justifique su cambio de postura respecto al nuevo instituto, tras las últimas declaraciones de la delegada de Educación según las cuales no era necesario construirlo, pese a que en las reuniones mantenidas en años anteriores se dijera que sí era preciso este equipamiento. Las AMPA han lamentado que en el Huerta Alta se hayan duplicado el número de líneas, que pasaron de 16 a 28, mientras que en Capellanía han pasado de 16 a 24 y en Galileo de 12 a 15.

Villanova apunta que actualmente hay escolarizados 557 estudiantes de Secundaria en Alhaurín, apurando la capacidad real de los cuatro institutos y ocupando espacios comunes como laboratorios, salones de actos y aulas específicas. De acuerdo a estos datos, en el curso 2019-2020 se llegará al colapso, con hasta 200 alumnos más, debido a que el ritmo de natalidad no ha bajado en Alhaurín de la Torre en los últimos años -con una media de 400 alumbramientos anuales desde 2008-, lo que suponen más de 100 incorporaciones anuales a la Educación Secundaria.

Print Friendly, PDF & Email