En la hostelería siempre podremos encontrar algo a lo que dedicarnos. Tanto para las temporadas de verano como las de invierno, en cantidad de sitios hacen falta profesionales que se dediquen a una actividad concreta pero que sepan también de todas las demás. En este artículo queremos hablar de esos perfiles más comunes dentro del negocio. ¿Alguna vez te has desempeñado en uno de ellos?

De todas las actividades económicas que podemos conocer, las de hostelería son las que tienen una salida constante. Dedicados al alojamiento de turistas, recepción de comensales o servicios de restaurante y bar, sus empresarios siempre cuentan con trabajo para esas personas que se quieren iniciar en el negocio o que necesitan un salario para vivir.

Las oportunidades que se dan a las personas con la hostelería van desde un simple empleado que gana lo justo para sobrevivir en el mes saliente hasta para aquellos que con el tiempo, quieren organizar su propio negocio. Puede que sean actividades sacrificadas pero siempre gozan de buenas garantías para quien se dedica más horas. ¿Te gustaría saber por qué siempre se toma como recurso laboral?

¿Cuáles son los perfiles hosteleros más comunes?

Dentro de la hostelería existen muchos trabajos diferentes que se pueden desempeñar. Aunque cuentan con características comunes que los hacen del mismo sector, cada uno de ellos requiere de sus propias especialidades para que con sus funciones, los puedas diferenciar uno de los otros. A continuación, a fin de que sepas cuáles son los más recurrentes de mercado, te dejamos con un pequeño listado:

Camareros

Clásico entre los clásicos, los camareros son el puesto de trabajo más popular dentro del negocio de la hostelería. Cualquier persona que haya querido iniciarse en este sector seguramente comenzará desde aquí. A pesar de que se considere algo sencillo, tenemos que tener destreza y saber manejarnos bien. Ellos sirven tanto para poner desayunos de cumpleaños como para servir en cenas de empresa.

Recepcionista

Para los hoteles o esos restaurantes sofisticados que son diferentes al resto, el puesto de recepcionista es fundamental. Esta persona se encarga no solo de recibir a los clientes sino de estar al tanto de sus peticiones para que desde el principio, todo esté organizado según sus exigencias. Sin duda es uno de los perfiles con mayor demanda dentro del gremio.

Cocinero

Para ser cocinero necesitamos unas dotes más estudiadas que en los otros dos perfiles que hemos comentado. Ellos son los que preparan la comida que tomarán los comensales por eso debemos estar seguros de que las dotes son las adecuadas y que tienen todos los requerimientos en regla (el carnet de manipulador de alimentos es fundamental por ejemplo)

Camarera de pisos

Más allá del oficio de los camareros también contamos con las camareras de piso. Ellas son las que se encargan de limpiar las habitaciones de hotel en las que se alojan las personas. Su trabajo es fundamental porque estamos hablando de un lugar en el que el huésped va a dormir y descansar y todo debe de estar preparado para ello.

¿Merece la pena montar un negocio relacionado con la hostelería?

Además de los trabajos populares dentro de este gremio, existen muchos entusiastas que se animan a organizar un negocio relacionado con el mundo de la hostelería. Aunque casi siempre caemos en lo mismo, también se valoran algunas ideas originales como poner un grifo de cerveza artesanal o distribuirla en botellas.

Son muchas las personas que, cuando ven algo que les ha gustado, vuelven para disfrutar de la experiencia nuevamente. Cada bar tiene su propio estilo pero es bueno que salgan nuevas apuestas para que así, vayamos probando otras tendencias. Para los clásicos, Restaurante Estepona que está especializado en pescado puede ser lo mejor así que lo ideal es que siempre haya para todos los gustos.

¡No lo dudes! Un negocio bien organizado de hostelería y en el que pongamos todo nuestro empeño puede salir mejor de lo que nos esperamos. Resulta fundamental que confiemos en eso que tenemos delante y que sepamos que siempre supondrá un sacrificio importante. No obstante, la recompensa puede estar garantizada.