El material sanitario recibido de la Junta de Andalucía se hará llegar a los ayuntamientos y a la empresa que gestiona este servicio en los municipios más pequeños

En los pueblos menores de 20.000 habitantes existen en torno a 3.600 personas dependientes que son atendidas por 1.300 auxiliares

La Diputación de Málaga ha recibido hoy miércoles, 1 de abril, el segundo reparto  de mascarillas de la Junta de Andalucía dirigidas al Servicio de Ayuda a Domicilio de toda la provincia de Málaga para mejorar la atención evitando posibles contagios. Son 10.000 y se suman a las más de 7.000 enviadas por la Consejería de Igualdad y Políticas Sociales hace unos días.

Durante la mañana de hoy, personal de la Diputación Provincial de Málaga ha recogido este material sanitario para distribuirlo mañana jueves entre los ayuntamientos y el personal de la empresa CLECE, que con 1.300 auxiliares desempeña esta labor en los municipios más pequeños de la provincia a través de la delegación de Servicios Sociales, Familias y Centros Asistenciales de la institución provincial.

En este sentido, la diputada responsable, Esperanza González, ha explicado que “del total, 4.750 irán directamente al personal del Servicio de Ayuda a Domicilio de los municipios menores de 20.000 habitantes, que atiende en torno a 3.600 personas bajo la gestión de la Diputación de Málaga”.

Entre ellos, ha precisado, se encuentran los usuarios beneficiarios de la Ley de Dependencia de la Junta de Andalucía, así como los que aún no han recibido la acreditación  y posibles nuevos casos detectados durante el estado de alarma por el Covid-19.

González ha agradecido a la Junta de Andalucía “el esfuerzo que está realizando para la entrega de este material tan necesario para proteger tanto a los auxiliares como a las personas usuarias del servicio”.

Servicio de Ayuda a Domicilio de la Diputación

El Servicio de Ayuda a Domicilio en los municipios menores de 20.000 habitantes, gestionado por la delegación de Servicios Sociales, Familias y Centros Asistenciales, procura una mayor calidad de vida a las personas dependientes, poniendo a disposición de estas los recursos y las atenciones necesarias para su bienestar diario.

El programa facilita, en el propio entorno de las personas usuarias, atenciones y apoyos que incluyen asistencia en el hogar como limpieza de la vivienda, compra y preparación de comidas, lavado y planchado de ropa; asistencia personal consistente en proporcionar ayuda para levantar y acostar al dependiente, así como para el aseo personal, vestirse, comer, y otras actividades cotidianas. Asimismo, compañía en las actividades sociales, mediante la cual las cuidadoras dedican parte del tiempo a conversar, pasear o leer con los usuarios.

Print Friendly, PDF & Email