Obras calle salvador Allende1 [640x480](Prensa Municipal) Los trabajos han empezado por Salvador Allende y Azucena, y se extenderán a las vías Juan XXIII, Félix Rodríguez de la Fuente y Lauro. La inversión rondará los 300.000 euros y el plazo previsto es de 9 meses.

Carranque, una de las barriadas históricas del casco urbano de Alhaurín de la Torre, está siendo objeto de una nueva actuación de mejora, dentro del plan de reurbanización que lleva a cabo el Ayuntamiento. Se trata de la segunda fase de este proyecto, que se suma a la primera fase que afectó a las calles Casado Misol, Tirso de Molina y Moreno Carbonero, las cuales se inauguraron en marzo de este año.
En esta ocasión, los trabajos afectan a un conjunto de cinco calles, y se prevé que se prolonguen durante un plazo aproximado de nueve meses. La actuación corre a cargo de la Concejalía de Obras e Infraestructuras, que dirige Salvador Herrera, y supondrá una inversión que ronda los 300.000 euros, que se sumarán a los 200.000 de la primera fase. Las primeras tareas se han iniciado en las calles Azucena y Salvador Allende. Esta última es además una de las principales vías de la barriada. Próximamente, se extenderán hasta las calles Juan XXIII, Félix Rodríguez de la Fuente y Lauro. En total, se actuará en más de mil metros lineales de calles y en una superficie de 3.000 metros cuadrados. Las aceras remodeladas superarán los 1.200 metros.
Las obras servirán tanto para renovar las infraestructuras subterráneas de agua, saneamiento y electricidad de baja y alta tensión, como para mejorar el pavimento de todas las calles, que se encuentra muy deteriorado. Uno de los principales objetivos es facilitar el tránsito peatonal, sobre todo en las calles Rodríguez de la Fuente y Lauro, donde actualmente las aceras son demasiado pequeñas.
Respecto a las canalizaciones de agua potable, se sustituirán las actuales de fibrocemento por nuevas tuberías de fundición. También se ha previsto la creación de nuevas rejillas para la recogida de pluviales en los extremos de las calles, el soterramiento de líneas de telefonía, la instalación de nuevas arquetas de paso y de registro y la adaptación de las acometidas domiciliarias de telefonía, electricidad, agua potable y saneamiento. Por último, se colocarán nuevas farolas y mobiliario urbano, principalmente bancos y papeleras en la calle Lauro, en su parte más cercana a la plaza Molino de Romero.

Print Friendly, PDF & Email