¿Alguna vez te has parado a pensar la importancia de usar un buen colchón? Disfrutar de un buen descanso es fundamental.

Dormir es muy importante para el organismo y para nuestra salud en general, tanto a corto como a largo plazo. Pero no se debe de confundir el dormir con descansar, ya que una persona puede dormir ocho horas al día, pero despertarse y sentirse agotada. Eso sucede porque dormir muchas horas no quiere decir que en realidad se haya descansado teniendo un sueño de calidad.

La calidad del sueño se puede ver afectada por varios factores, pero uno de los más importantes, y más común, que impide tener un descanso de calidad es el colchón. Ya sea que el colchón tiene muchos años y ya no sirve como debería o a que desde un inicio se compró un colchón de mala calidad que no contaba con los soportes necesarios para la espalda y brindar un buen descanso.

Un estudio realizado por la Asociación Europea de Fabricantes de Camas demostró que los españoles son los europeos que duermen en colchones más viejos al cambiarlos cada 12 años, dos años después del tiempo recomendado. Por otro lado, los austriacos y holandeses se han hecho el hábito de cambiar de colchón cada 8 o 9 años, asegurándose de que los colchones sigan cumpliendo su objetivo hasta el día en que se cambien.

Es normal que miles de personas no le den la debida importancia al tiempo de vida útil del colchón y compran colchones que no tienen la calidad necesaria para brindar un descanso de calidad. Ahorrar lo más que se pueda en una cama es uno de los peores errores que se pueden cometer.

Ventajas de usar un buen colchón

El descanso es una de las necesidades primordiales del organismo humano. Entre más profundo sea el sueño y sin interrupciones, el efecto reparador y renovador del sueño será más efectivo. Cuando un colchón de poca calidad o desgastado ejerce presión sobre la superficie sobre el cuerpo, obliga a la persona a moverse una y otra vez. Ese cambio de postura provoca un micro-despertar que impide tener un sueño profundo.

Es posible comprar colchones baratos y de buena calidad si buscas en la tienda indicada, pero es importante recordar que no se le debe de dar poca importancia a la calidad y la tecnología del colchón.

Dormidán es una tienda en la que se pueden encontrar una gran variedad de colchones de buena calidad y con tecnología de punta a precios económicos y competitivos, permitiendo que los compradores puedan hacerse con un colchón que les permita descansar profundamente sin la necesidad de gastar grandes cantidades de dinero.

Por ejemplo, en Dormidán se puede comprar el colchón Oxycell a un precio reducido con hasta el 50%, de forma que se tenga la oportunidad de comprar un buen colchón con lo último en tecnología de descanso por un precio razonable. Los expertos han afirmado para tener un sueño profundo se necesita un colchón que no sea demasiado blando o demasiado firme, así que el colchón Oxycell tiene una firmeza media alta, transpirabilidad media alta y una adaptabilidad alta, asegurándose de adaptarse correctamente al cuerpo.

Asimismo, el colchón destaca por tener un acolchado natural de algodón y lana. Una de las características principales de este colchón es que tiene una estupenda capacidad de absorción de humedad, que se encarga de proporcionar un buen descanso y la mayor comodidad posible.

Aunque el colchón Oxycell no sea lo que se está buscando, hay una enorme variedad de colchones disponibles, asegurándose de cumplir con las necesidades y las exigencias de cualquier cliente.

Otro tipo de colchón que se ha vuelto muy popular es el colchón de muelles, que son muy ecológicos y transpiran bien, además de que son un tanto firmes y no tienen ningún problema de humedad. También se puede optar por un colchón de látex que se adapte al cuerpo de una forma más uniforme, aunque puede variar dependiendo del tipo del látex que se elija: sintético, natural o mezcla.

Cuando se haya comprado un colchón nuevo se recomienda seguir las instrucciones del fabricante para alargar la vida útil del colchón y que funcione como debería.