Una empresa debe contar con ciertos seguros obligatorios. No solo por acatar la ley, también, como protección. ¿Qué seguros son obligatorios y cómo contratarlos a buenos precios?

Toda empresa debe tener algunos seguros que por ley son obligatorios. Quizá nos cuesta verlos como algo beneficioso porque implica tener que gastar dinero en algo con el deseo de no tener que usarlo nunca. En especial, cuando se trata de una empresa que está empezando, tener que contratar seguro de empresas puede ser un gasto que, aunque sea necesario, pueda suponer una carga más.

Como se decía anteriormente hay seguros que son obligatorios y que hay que contratar aunque no se quiera porque la ley lo estipula. La contratación de estos seguros no solo es un gasto de dinero, es por la propia protección tanto de la empresa como de sus trabajadores. Si se mira desde esta punto de vista será mucho más sencillo aceptar tener que hacer este tipo de contratos.

Qué seguros debes contratar

Si estás a punto de abrir tu propio negocio ¡enhorabuena! Vas a ser tu propio jefe y trabajar en algo que realmente te llena. Pero debes saber que, entre la cantidad de papeles que tienes que rellenar y cumplimentar para estar al día con lo que la ley pide para abrir un negocio, está tener contratados algunos seguros. Estos seguros obligatorios son para proteger tus intereses, los de terceros en caso de accidente y los de aquellas personas que trabajan para tí. ¿Qué seguros debes tener?

Uno de los más importantes es el seguro de responsabilidad civil. No en todos los tipos de negocio llega a ser obligatorio contratarlo, pero siempre está bien tener cierta protección. Este seguro cubrirá los daños en caso de que haya un error en el desempeño del trabajo y haya que arreglarlo.

En ocasiones una reparación puede costar mucho y quizá no se pueda hacer frente, el seguro lo cubrirá. También cubrirá en caso de que una persona ajena a la empresa tenga un accidente mientras se encuentra en las instalaciones.

Un seguro más que obligatorio es el que cubre a los trabajadores. Son una parte importante de la empresa ya que, sin mano de obra, no se puede funcionar. En su caso debe cubrir por accidentes y también en caso de que ellos sean los denunciados por daños a otros. Esto último, por ejemplo, puede ocurrir en el caso de personas que trabajan conduciendo camiones y se ven envueltos en un accidente de tráfico.

Cómo conseguir seguros más baratos

Ya que ciertos seguros son obligatorios y hay que contratarlos se quiera o no, es el momento de intentar encontrar maneras de conseguir seguros que resulten más baratos y poder ahorrar algo. Que sean más baratos no implica que hay que dejar de lado ciertos puntos del seguro que nos vendrían bien. Hay que buscar seguros que tengan todo lo que necesitamos y con un coste razonable que se pueda asumir.

Primero habrá que evaluar si contratar los seguros con una sola compañía o se contrata diferentes seguros con distintas compañías. Generalmente, si se contratan todos los seguros necesarios en una sola compañía suele resultar algo más barato, pero siempre hay que buscar, estudiar y comparar precios en distintos sitios. Los comparadores de seguros ayudan con este trabajo ya que, después de introducir los datos que queremos encontrar, te devuelven como resultados los seguros más baratos que encuentran.

Antes de contratar un seguro hay que leer bien todos los puntos, incluida letras pequeñas. A veces se contratan cosas que no hacen falta. Pensar las necesidades que tiene nuestra empresa de verdad puede ayudar a tener un seguro hecho a la medida sin incluir cláusulas que sumen más peso económico sin necesidad.

Lo importante no es dejarse convencer a la primera. Hay que comparar y estudiar bien cada presupuesto antes de decidir.

Print Friendly, PDF & Email