image

Los trabajos serán desarrollados por la Junta de Andalucía y corresponden a la pared que se desplomó el pasado 26 de octubre con motivo de las lluvias torrenciales. El Ayuntamiento también acometerá las tareas de mejora comprometidas en otros puntos del colegio

Esta mañana, el alcalde, Joaquín Villanova, ha firmado el decreto que contiene la licencia de obras correspondiente al proyecto de reconstrucción del muro de cerramiento del colegio Clara Campoamor, que se desplomó el pasado 26 de octubre como consecuencia de las lluvias torrenciales caídas a primera hora de esa jornada. Con este trámite administrativo, que fue solicitado por la Delegación Territorial de Educación de la Junta de Andalucía, se da vía libre para que los trabajos puedan comenzar a la mayor brevedad posible, y llevará a cabo una empresa contratada por el Gobierno Autonómico.

El proyecto básico y de ejecución que presenta la Junta en la correspondiente licencia urbanística es supervisado por la Oficina Técnica de la Agencia Pública Andaluza de Educación de la Consejería y contempla la demolición de los restos de pared en una longitud de casi 47 metros y una altura de dos metros, sobre el cual se sitúa un vallado metálico de cuatro metros y medio para proteger la calle de las instalaciones deportivas. También se realizarán labores de reparación del saneamiento colindante, así como del pavimento anexo a dicho muro, situado en el lateral norte del colegio Clara Campoamor, junto a la calle Cooperantes.  El presupuesto de ejecución material es algo superior a los 37.000 euros.

El regidor ha confirmado igualmente que en breve plazo se dará inicio a las labores comprometidas por las concejalías de Obras y Educación hace varias semanas, para mejorar ciertas deficiencias detectadas en otros puntos del recinto escolar, y que tienen un carácter más estético que por comportar riesgo alguno, al tratarse de actuaciones que son competencia de la Administración Local, relativas a conservación y mantenimiento. En concreto, se van a reparar varias fisuras y desconchones en muros interiores, mientras que algunos problemas de humedades y filtración de agua ya han sido subsanados, si bien  los operarios municipales volverán  para realizar otras labores similares.

Como se recordará, fueron los Servicios Operativos del Ayuntamiento los encargados de limpiar todos los restos del muro derribado, despejar la citada calle e instalar un doble vallado de seguridad para evitar problemas e impedir totalmente la entrada al recinto por esa zona.

Print Friendly, PDF & Email