Parte de los problemas de salud física que nos aquejan tienen su origen en nuestra mente. Cuidar nuestro estado emocional contribuye a tener una vida más saludable.

 

La frase lapidaria de mens sana in corpore sano es posiblemente una de las más conocidas del mundo, aplicada a que el ejercicio físico puede ayudar a despejar nuestra mente. Aunque no está falta de razón, algunos profesionales de la salud mental han podido comprobar que también hay un efecto recíproco en cuanto a cuidar la salud de la mente y cuidar el organismo. Algunas enfermedades son más fáciles de padecer en pacientes que tienen mermado su estado de ánimo, por lo que es vital atender problemas de este tipo cuanto antes. Veamos algunos consejos útiles.

La importancia de contar con una actitud positiva

El estado mental adecuado empieza por tener una buena actitud. Cualquier psicologo Madrid podrá hablar de lo importante que es adoptar una actitud positiva, que no esté centrada en los errores del pasado ni los problemas que pueden surgir en el futuro. Hay que vivir en el presente, aceptando lo que venga y convirtiendo cada imprevisto en una oportunidad de sentirse bien con los resultados.

Un claro ejemplo de ello son los cambios a los que nos enfrentamos de un modo u otro. Tanto si queremos como si no, estos cambios se van a dar, y tenemos que saber vivir con ellos. Tampoco hay que obsesionarse con si los cambios pueden ser a peor o a mejor, sino aceptarlos cuando vengan, ni antes ni después.

No tengas miedo a pedir ayuda

Parte de las frustraciones que afectan a nuestra salud emocional se deben a que muchas veces tratamos de hacerlo todo solos. Es imposible no necesitar ayuda, y pedirla no es una señal de debilidad. Al contrario, reconocer que necesitamos que alguien nos ayude es un signo de fortaleza. Si sientes que algún problema te ronda por la cabeza y no encuentras salida, pide ayuda a alguien de confianza o ponte en manos de un profesional. Un psicologo Fuenlabrada, por su experiencia, puede ver las cosas con mayor claridad y estimular tu capacidad de raciocinio para dar con la clave que te ayude a avanzar.

Acaba con la monotonía

Una rutina continuada puede hacer que nuestro cerebro desconecte. Hay quien dice que esto es bueno, porque así no nos agotamos mentalmente. Pero no es cierto. La rutina es aburrida y puede ser deprimente, por lo que necesitamos romperla de vez en cuando.

Incluso la rutina en nuestro aspecto puede llevarnos a tener algún problema emocional, sobre todo si tenemos complejos. Un injerto capilar puede ser lo que necesitas para tener una mejor actitud frente al día a día. Evidentemente este cambio es solo para una vez, pero hay muchas otras formas de salir de la rutina, como cambiar tus hábitos diarios y volver a casa por otro camino, salir a dar un paseo o llevar a tu pareja a cenar entre semana, sin que haya un motivo especial. La creatividad es una de las mejores píldoras contra ciertos desajustes emocionales.

Cuida tu mente, pero no descuides tu cuerpo

Que tengas una buena salud mental no elimina la necesidad de cuidar tu aspecto. De hecho, podemos hablar de un círculo que se retroalimenta para avanzar. La buena salud mental ayuda a sentirte mejor físicamente, y una apariencia sana y bien cuidada causa el mismo efecto en la mente. Si tienes alguna necesidad específica que requiere servicios de medicina estetica Madrid, no renuncies a ello y moldea tu figura como quieres que sea. Verás cómo tu salud general, física y emocional, se ven reforzadas.

Print Friendly, PDF & Email