image

(Prensa Municipal) A finales de agosto está prevista la inauguración de este espacio verde, de 20.000 m2 y que contará con zonas de juego infantil, fuentes, aparatos de gimnasia para mayores y varias especies arbóreas. La Escuela-Taller El Algarrobal se encarga de los trabajos   26 de marzo de 2014.-   Alhaurín de la Torre contará este verano con otro parque urbano para enriquecer el patrimonio público de zonas verdes. Se trata del espacio que está acondicionando la Escuela-Taller El Algarrobal en los terrenos de la antigua depuradora municipal, que ocupará una superficie de casi 20.000 metros cuadrados, lo que lo convertirá en uno de los mayores parques de la localidad. Las obras se encuentran ya muy avanzadas, y supondrán la creación de una zona verde ”emblemática” y revalorizará más si cabe esta entrada al casco urbano de Alhaurín, según ha resaltado el alcalde, Joaquín Villanova, que ha visitado el lugar. El parque ocupa en concreto 19.327 metros cuadrados de superficie entre las calles María Zambrano, Ramiro de Maeztu, Miguel de Unamuno y avenida de Ceuta, frente a la urbanización El Cordobés. El proyecto va tomando forma, y ya se dejan ver los senderos de hormigón impreso, las áreas de descanso y las diferentes especies arbóreas que se han plantado junto a los grandes eucaliptos ya existentes. Los trabajos, que ejecutan los alumnos de tres de los módulos de la Escuela-Taller junto a sus monitores, marchan al ritmo previsto y acabarán para el verano. El alcalde ha anunciado que para el 31 de agosto está prevista la inauguración. Además, ha avanzado que se pretende vallar todo el recinto e instaurar un horario de uso, para evitar la entrada de personas por las noches y evitar actos vandálicos. Se trata de uno de los dos proyectos que ejecuta la Escuela-Taller ‘El Algarrobal’, dotada con un presupuesto de 1,1 millones de euros (con una subvención comprometida por la Junta de Andalucía y cofinanciada por el Fondo Social Europeo, de 901.137,72 euros, además de una aportación adicional del Ayuntamiento de 200.000 euros). El programa cuenta con los siguientes módulos:  Jardinería (10 alumnos), Polimantenimiento de Edificios (10 alumnos), Carpintería Metálica y de PVC (11 alumnos) y Documentación Digital y Electrónica (11 alumnos). Este último módulo se encarga del segundo de los proyectos de la escuela: la digitalización del archivo municipal. El alcalde, acompañado del concejal de Obras e Infraestructuras, Salvador Herrera, y de los responsables de la Escuela-Taller, ha felicitado tanto a los alumnos y alumnas como a sus monitores, y ha comprobado el avanzado estado de las labores. Se ha planteado la creación de una zona ajardinada de una gran calidad constructiva y con un diseño original, atravesada por un sendero en forma zigzag y con áreas de descanso circulares. Además, se instalarán áreas de juegos para niños, aparatos de gimnasia de mantenimiento para adultos y fuentes, elementos que se sumarán al parque infantil y a la pista deportiva exterior ya existentes, las cuales quedarán integradas dentro de este espacio. También se ha llevado a cabo la plantación de ejemplares de arbolado de sombra, ornamental y arbustos que se alternarán con superficies de césped, todo ello regado mediante una red por goteo. La instalación de bancos, papeleras, mobiliario urbano y farolas con luminarias de tecnología LED completan la actuación. La Escuela-Taller ‘El Algarrobal’ combina la formación teórica y las prácticas, y está dirigida a menores de 25 años con el objetivo de enseñarles una profesión al tiempo que ejecutan proyectos de interés para el municipio. En los primeros seis meses se alternaron la formación teórica con las prácticas, y el resto del tiempo los alumnos se dedican a la ejecución del proyecto con el apoyo de sus monitores y trabajadores municipales y con un sueldo hasta el final del programa, equivalente al 75% del Salario Mínimo Interprofesional (SMI). El Algarrobal toma el relevo al Taller de Empleo de San Sebastián, clausurado en enero de 2012, y de la Escuela Taller El Portón, que se cerró a principios de 2011.   RIEGO CON AGUA NO POTABLE Para regar el nuevo parque se contará con una red que aprovechará un antiguo manantial de agua no potable. Para ello, la Concejalía de Aguas llevó a cabo a través de Aqualauro la construcción de un depósito subterráneo junto al nuevo parque de la zona de El Cordobés. El aljibe recoge las aguas procedentes de un manantial en el sector de la Calera, y se utilizará precisamente para suministrar la red de riego del futuro parque. Estas obras han supuesto otra inversión cercana a los 31.000 euros. El depósito tiene capacidad para almacenar unos 90 m3, cantidad suficiente para las necesidades de riego de esta zona verde. La construcción del aljibe corrió a cargo de una empresa especializada y, una vez finalizado, se habilitaron las canalizaciones correspondientes para llevar hasta allí las aguas del manantial. Este proyecto se enmarca dentro del plan de la Concejalía que dirige Gerardo Velasco para aprovechar todas las minas subterráneas de agua no potable que se van encontrando en el término municipal de Alhaurín de la Torre.