DSC06988El Consejo Escolar Municipal acuerda solicitar a la Junta un informe que justifique su cambio de postura sobre el quinto instituto de Secundaria

El alcalde alertó de que los datos demográficos que maneja indican que en 2020 habrá un colapso de los centros actuales, porque albergarán hasta 200 alumnos más. La cifra actual de estudiantes de ESO es de 557 alumnos, “pero sacrificando espacios comunes”

 

24/11/2015.-

El Consejo Escolar Municipal ha acordado por unanimidad solicitar a la Delegación Territorial de la Consejería de Educación de la Junta de Andalucía que presente un informe técnico que ofrezca todos los datos de escolarización y su proyección para los años próximos, a fin de justificar su cambio de postura y  acerca de la necesidad de construir el quinto instituto de Secundaria de Alhaurín de la Torre. El foro, que se reunió ayer en el Salón de Plenos del Ayuntamiento, contó con la presencia de la gran mayoría de las partes implicadas: autoridades municipales, directores de los centros, profesorado y asociaciones de madres y padres, aunque no acudió representante alguno del Gobierno autonómico, pese a que se le cursó la convocatoria.

 

El alcalde, Joaquín Villanova, autor de la propuesta aprobada, quiere así zanjar las tribulaciones y reservas que la Junta de Andalucía viene exhibiendo desde hace meses con respecto a este nuevo equipamiento educativo. “Si justifica con datos precisos que no es necesario construirlo, lo acataremos, pero tenemos derecho a saber su posición y los por qués: le instamos a que disipe las dudas y se explique”, sentencia el regidor. Villanova alertó de que los análisis prospectivos que se manejan desde 2012 aconsejan claramente disponer del quinto instituto, para el cual el Ayuntamiento ya ha ofertado suelos en la zona Oeste -Pinos de Alhaurín- e incluso se manifiesta a favor de adelantar el dinero, algo que el Gobierno autonómico no descartaba al principio, pero que ahora, sorpresivamente, rechaza de plano.

 

Según el mandatario, en la actualidad hay escolarizados 557 estudiantes de Secundaria en la localidad, eso sí, apurando la capacidad real de los cuatro institutos y ocupando espacios comunes, como laboratorios, salones de actos y aulas específicas. Las ratios por aula superan ampliamente lo establecido por ley, entre 30 y 33 alumnos por clase. Pero de acuerdo a sus datos, en el curso 2019-2020 se llegará al colapso, con hasta 200 alumnos más, sobre todo, debido a que el ritmo de natalidad no ha bajado en Alhaurín de la Torre en los últimos años -una media de 400 alumbramientos anuales desde 2008-, más de 100 incorporaciones anuales a la Educación Secundaria, y un ritmo de incremento demográfico en la localidad importante que empieza a subir a niveles de antes de la crisis.

 

Desde marzo de 2012, se vislumbra en el municipio la necesidad del quinto IES, algo en lo que coinciden el Equipo de Gobierno, la oposición y las AMPAs, pero que encuentra ahora reticencias de la Junta y parte del profesorado y claustros escolares, diferencias que ayer se constataron en el Consejo Municipal.

 

Por eso y para disipar todas las dudas posibles, se solicita este informe que justifique el cambio de postura autonómica. “A lo mejor estamos todos equivocados y es la Junta la que lleva razón”, indica Villanova, con cierta ironía. Según el primer edil, también es imprescindible aumentar la oferta formativa con un Bachillerato de Artes y más Ciclos de FP, sin olvidar la recuperación de las aulas y espacios perdidos en los centros para acomodar a más alumnos.

 

“Ahora mismo solo tenemos una declaración de la delegada territorial en los medios de comunicación, en el que hace unos días dijo rotundamente que no hace falta el instituto. Le pedimos que lo acredite oficialmente y por escrito”, subraya Villanova.

 

El regidor quiso recordar que en 2013, el Pleno aprobó por unanimidad solicitar este equipamiento, incluso con los votos del grupo socialista que, sin embargo, ayer puso reparos a la forma de convocar el Consejo Escolar Municipal, “cuando en 20 años nunca había se había manifestado en este sentido”.

 

Igualmente, rememoró que el Ayuntamiento ha demostrado con el Gobierno autonómico una gran lealtad institucional, ya que desde hace 18 años ha adelantado el dinero de otros edificios educativos para su construcción o remodelación, tanto de Primaria como de Secundaria. “Y aun así, todos los colegios e institutos se van quedando pequeños, salvo el Gerald Brenan”.

 

Villanova estima que la Junta ha puesto últimamente “demasiadas excusas” con respecto a la ubicación y financiación del nuevo centro de ESO: “falta de dinero, mala calidad del suelo, inoportunidad del lugar elegido… Y al final, el silencio administrativo”. Por eso, ante esta indefinición, el Consejo Escolar Municipal urge a la Delegación a que “se moje, aporte argumentos y nos convenza de que no es necesario: aquí no hay política que valga, sino que se trata de evaluar las necesidades reales”, subraya el mandatario.

 

Por su parte, los directores de los institutos mantuvieron una postura ambigua en la que, si bien no están en contra abiertamente de reclamar el quinto centro, sí que admitieron que en algunos casos resulta complicado albergar a todos los alumnos, como es el caso del IES Huerta Alta, que tiene 8000 escolares integrados en 28 grupos pese a contar con 16 unidades, o el IES Galileo, que cuenta con aulas prefabricadas en pleno uso -pese al intento de desmentido de la Junta de Andalucía- y 15 grupos, pero con capacidad para solo 12 unidades. Y en el IES Capellanía, la situación no es mejor, al contar con 16 unidades y 24 grupos, una masificación achacada a que el alumnado del Galileo cambia de centro al pasar a tercero de ESO, en busca de una continuidad con vistas a su paso a Bachillerato.

 

Parte del profesorado planteó la posibilidad de instar a la Junta a que revise la adscripción de los colegios de Infantil  y Primaria a los institutos de referencia, por si hay que afinar cambios en el mapa de escolarización de acuerdo a criterios geográficos, y examinar las líneas de transporte escolar, porque a su juicio existen “desajustes”. El Equipo de Gobierno lo consideró “interesante” para tratar en próximas reuniones del Consejo, que volverá a ser convocado en un par de meses, si bien la propuesta formal a la Junta en la reunión de ayer insta a pedir ese informe.

 

Algunas AMPAs se alinearon con la tesis del Ayuntamiento y reclamaron la construcción del instituto de Pinos, mostraron su preocupación por la masificación existente en varios centros y relativizaron que la enseñanza que se está impartiendo sea “realmente de calidad”, debido a esas ratios. Por ello, se mantienen firmes en la convocatoria de la concentración de protesta en las puertas del antiguo Edificio Negro, pasado mañana jueves, 26 de noviembre, a las 11 de la mañana.