logo-psoe torre(PSOE Alhaurín de la Torre) La quinta y la sexta versan sobre la privatización de los servicios públicos y la Fundación de las Canteras.

Terminamos las alegaciones presentadas por nuestro Grupo Municipal a la Cuenta General de 2012.

La quinta alegación trata sobre la privatización de los servicios públicos.
La nueva ley de administración local que está tramitando el PP nacional con nuestro Alcalde a la cabeza, abre las puertas a la privatización de los servicios públicos. Una privatización que empezó con el famoso decreto de Rajoy de diciembre del 2011 que prohibía la contratación de personal al servicio de la administración pública Y decimos privatización y no externalización como le llama el PP para intentar confundir a la ciudadanía.

Estos gastos en el ayuntamiento ascienden casi a los dos millones de euros y van desde la contratación externa de los monitores deportivos, los docentes de la escuela de música, los contratos en asesoría jurídica, hasta los de materia urbanística. Vemos por ejemplo a menudo informes de una asesoría en materia laboral, cuando esto lo podría hacer un técnico municipal, si el Ayuntamiento lo hubiera sacado a concurso y no hubiese sido ocupado por un cargo de confianza durante muchos años.

La sexta alegación es sobre la Fundación de las Canteras. Venimos alegando desde hace años a que sean transparentes, ya que no podemos acceder a cómo reparte la Fundación el dinero de los alhaurinos.

El Ayuntamiento cataloga la aportación de 300.000 euros a la Fundación como transferencia, evitando así cualquier justificación en el gasto. Y lo hacen así, porque si definieran esta aportación como subvención tendrían que dar cuenta obligadamente en qué se gastan estos 300.000 euros y la vista esta que al Alcalde no le interesa que conozcamos como se reparten los dineros de todos entre unos pocos.

Aquí terminamos las alegaciones, en las que pedíamos resumiendo, que se bajaran los gastos innecesarios, que se aumentaran los gastos urgentes y que haya más transparencia, pues al fin y al cabo de lo que hablamos es de gastar dinero público, o sea de todos.

Print Friendly, PDF & Email