image

La iniciativa, organizada por la Diputación de Málaga, se ha celebrado en una quincena de municipios de la provincia, con el objetivo de animar a empresas e instituciones a mostrar su compromiso voluntario con la sociedad

Alhaurín de la Torre fue ayer por la tarde el municipio escogido por la Diputación de Málaga para clausurar las I Jornadas de Responsabilidad Social Corporativa, un proyecto impulsado por la institución provincial para animar a empresas e instituciones a ejercer un compromiso voluntario con el desarrollo sostenible de la sociedad, la preservación del medio ambiente, la educación en valores o la igualdad.

El Centro Cultural ‘Vicente Aleixandre’ fue el escenario de la última de estas jornadas, que se han desarrollado en una quincena de localidades malagueñas en las comarcas del Guadalhorce, Costa del Sol y Ronda, y que han llegado a más de 150 colectivos. Sensibilizar e impulsar el desarrollo de políticas de responsabilidad social corporativa interrelacionando a su vez a los agentes implicados como son las administraciones, las empresas y las asociaciones era el fin último de este proyecto.

En el caso de Alhaurín de la Torre, acudieron el concejal de Bienestar Social, Pablo Montesinos, y la diputada provincial de Igualdad y Participación Ciudadana, Pilar Conde, así como representantes de entidades como Integralia, Cáritas, Cudeca y Orange, quienes expresaron su punto de vista sobre este asunto.

Las ponencias versaron sobre la visión y los valores de una fundación, la labor social y el voluntariado en las organizaciones sociales y la responsabilidad social y las buenas prácticas en empresas.

Esta actividad se enmarca dentro del Plan de de Responsabilidad Social Corporativa de la Diputación, ”cuyo reto es lograr un desarrollo sostenible en la provincia, así como construir relaciones sólidas y de confianza con sus grupos de interés: entidades sociales, empresas y ayuntamientos fundamentalmente”, según la diputada Pilar Conde.

El plan contempla una serie de acciones como este tipo de jornadas, campañas de sensibilización e información, foros comarcales, firmas de convenios con la UMA y entidades y la creación de un Premio Solidario. Más de 150 colectivos ya se han formado en responsabilidad social corporativa mostrando su interés y compromiso en esta materia gracias a la fase formativa. Se trata de fomentar buenas prácticas, entendidas como medidas que fomenten la conciliación familiar y laboral, el apoyo a la educación y a la discapacidad, o la prevención de riesgos laborales y de violencia de género.