Decenas de personas personas se citan este mediodía en una concentración en las puertas del Ayuntamiento. El alcalde, Joaquín Villanova, traslada su repulsa por estos actos, llama a la unidad de los demócratas y pide no confundir religión musulmana y fanatismo

El pueblo de Alhaurín de la Torre ha vuelto a expresar hoy su solidaridad con las víctimas del terrorismo. En este caso, la ciudadanía ha participado en una concentración silenciosa de protesta y repulsa por el salvaje atentado perpetrado anoche en el paseo marítimo de la ciudad francesa de Niza, a mediodía de hoy en la plaza del Ayuntamiento. Entre las decenas de manifestantes se encontraban el alcalde, Joaquín Villanova; concejales del equipo de gobierno y de la oposición, trabajadores municipales y vecinos a título particular. 
El Ayuntamiento se ha sumado así a la convocatoria realizada por el Gobierno de España y la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP), para mostrar sus condolencias y solidaridad con el país vecino. Las banderas de la plaza ondean además a media asta en señal de luto. El regidor alhaurino ha querido dedicar unas palabras de recuerdo a las casi 90 víctimas mortales, de cariño a sus familiares y amigos, de recuperación al centenar largo de heridos y de apoyo a todo el pueblo francés, al tiempo que ha hecho un llamamiento a la unidad de todos los demócratas y ha pedido no confundir la religión y la cultura musulmanas con el fanatismo y el terrorismo. 
“Unos pocos fanáticos islamistas, gente intolerante y que no acepta nuestra vida en Democracia, no van a poder más que todo un continente. Somos muchos millones de personas  que queremos vivir en paz y en libertad”, ha manifestado el primer edil. Villanova se ha unido al sentimiento del pueblo francés, golpeado precisamente el día de su fiesta nacional, “conmemoración universal de libertades y derechos”, y calificó el salvaje atentado como “una barbarie sin sentido”.

Print Friendly, PDF & Email