IMAG1366La Diputación de Málaga ha elaborado, a través del Servicio de Protección Civil de la Delegación de Sostenibilidad, un Plan de Alerta y propuesta de prevención forestal sobre tendidos de alta y media tensión y red de telefonía móvil en espacios forestales y protegidos de la provincia de Málaga con el fin de establecer los procedimientos adecuados para la limpieza, la reestructuración y el mantenimiento de las superficies forestales de la provincia de Málaga.

En el acto celebrado en la mañana de hoy martes, los diputados de Sostenibilidad y Medio Ambiente, Francisco Delgado y Marina Bravo, respectivamente, han recibido a más de 80 representantes de los municipios que forman parte del Plan y han procedido a la entrega del mismo.

Alhaurín de la Torre se encuentra incluida en este programa del ente supramunicipal, ya que existe una gran subestación eléctrica en la zona de Viñagrande-El Alamillo.

Para la elaboración del Plan de Alerta se han establecido dos etapas. La primera fase del trabajo ha consistido en la redacción e identificación cartográfica de las zonas de riesgo, así como la descripción de las labores de mantenimiento forestal, tanto para los titulares de las líneas eléctricas como para los ayuntamientos de los municipios afectados.

La segunda fase, una vez haya sido presentado el Plan de Alerta y antes de la implantación del Plan Infoca para 2016, se realizará una inspección de los espacios y zonas afectadas para verificar el estado de cumplimiento y mantenimiento de las medidas dispuestas legalmente para dichos espacios.

El Plan incluye la identificación de las líneas de alta y media tensión que ocupan espacios forestales, los repetidores y proveedores de los servicios de telefonía móvil; analiza los riesgos y la vulnerabilidad de los espacios, además de establecer las medidas preventivas y tareas prioritarias de prevención de incendios forestales.

En definitiva, se trata de una laboriosa tarea, ya que solamente en España existen más de 36.000 kilómetros de líneas de alta y media tensión y en Málaga, recorren más de 2.500 kilómetros, de los que el 65 por ciento afectan a espacios forestales y protegidos. Además, hay que tener en cuenta la migración de las aves y las actividades agrícolas y forestales en relación a la explotación y restauración de estas zonas.

En general, el plan realiza una recopilación de aquellas actividades e infraestructuras capaces de generar peligro o incrementar la vulnerabilidad de los espacios forestales y protegidos. Entre las medidas preventivas y de mantenimiento que recoge el documento, se encuentran la apertura de calles, el mantenimiento de vegetación herbácea y arbustiva, evitar la erosión de las pistas, además de cortar los árboles que constituyan un peligro para la conservación de las líneas y limpiar los márgenes por donde discurran para evitar la generación de posibles incendios forestales.

El sistema de redes de telefonía móvil proporciona en España una cobertura del 99 por ciento de la población, ocupando el 97 por ciento del territorio nacional, proporcionando una de las mejores coberturas europeas, a pesar de ser uno de los países más montañosos de Europa. De ahí que el mantenimiento forestal en las redes de telefonía móvil sea otro punto importante a tener en cuenta dentro del Plan de Alerta.

Igualmente, otra parte relevante del Plan es la participación de los ayuntamientos, que son los encargados de promover la participación social y concienciar a la población, a través de la creación de las agrupaciones de defensa forestal y la colaboración y formación del voluntariado.

Entre todas las recomendaciones que reúne el Plan, también recoge la necesidad de realizar una repoblación forestal de modo que se incremente la superficie agreste y aumentar la producción y el valor económico del bosque, para lo que se emplearán árboles y arbustos, cuya plantación se realizará en forma de mosaico irregular, para que actúen como cortafuegos vegetales.

Inicios del Plan de Alerta

Este Plan de Alerta surge como parte integrante del proyecto PROTECT (proyecto cofinanciado por el Fondo Europeo de Desarrollo Regional) en el marco del programa MED para la prevención y lucha contra los riesgos naturales.

Ante la necesidad de desarrollar un modelo común para la prevención de incendios forestales, se establece una plataforma trasnacional formada por varios socios, entre los que se encuentra la Diputación de Málaga y la universidad italiana de Camerino.

El Plan de Alerta ha sido elaborado dentro de este marco, bajo la dirección de la Jefatura del Servicio de Protección Civil, junto a la información cartográfica proporcionada por el servicio de información territorial, para que los ayuntamientos puedan usarlo como herramienta de trabajo para potenciar el desarrollo territorial sostenible, además de sensibilizar a la ciudadanía y poner en funcionamiento un modelo de mantenimiento forestal eficiente y compatible con el medio ambiente.

En el centro de la imagen aparecen los diputados de Sostenibilidad y de Medio Ambiente, Francisco Delgado Bonilla y Marina Bravo Casero.

 

Print Friendly, PDF & Email