(Prensa Municipal) Anoche tuvo lugar la procesión de Nuestra Señora de Fátima, Patrona de El Romeral, que sirvió de sencillo pero brillante cierre de la Feria y Fiestas de la barriada, que organiza la Asociación de Vecinos Miramar con la colaboración del Ayuntamiento. El desfile, que tradicionalmente arranca con la caída de la tarde, reunió a cientos de vecinos de la zona y, como manda la tradición, a los niños y niñas que han hecho la Primera Comunión este año. El alcalde, Joaquín Villanova fue sustituido por Gerardo Velasco, acompañado por Mario Pérez, concejal de Fiestas; varios concejales de la Corporación; Blas Cerezo, presidente de la A. VV., y el coadjutor de la parroquia, Juan Loza, estuvieron también en el séquito. Se trata de una de las procesiones más castizas del municipio, con una tradición de más de 50 años y cargada de fervor y esplendor, además de recorrer calles en pleno contacto con la naturaleza. Son típicos los cantos y rezos a la luz de las velas como acompañamiento a la Virgen, en lo que supone una manifestación religiosa donde imperan la sobriedad y la sencillez, aunque cada año luce más enseres. Al finalizar el recorrido, los devotos lanzaron bengalas.