image

Un grupo de jóvenes se estrenan como portadoras del nuevo trono en su traslado desde la parroquia hasta la hoguera en la plaza del Arroyo Blanquillo. Un centenar de niños fueron bendecidos en la iglesia antes del desfile, que fue seguido por numerosas familias

La procesión de la Virgen de la Candelaria tiene garantizado el relevo generacional. Así quedó patente ayer en las celebraciones de esta clásica tradición del 2 de febrero, que rememora el episodio bíblico de la presentación de Jesús en el Templo y a las que asistieron nuevamente cientos de personas. Un grupo de mujeres se estrenaron como portadoras del trono, tomando el testigo de las habituales madrinas que venían encargándose de la salida procesional en años anteriores, en un evento en el que también colabora la Concejalía de Turismo del Ayuntamiento de Alhaurín de la Torre.

image

La masiva asistencia, mayor que en ediciones anteriores, se notó durante toda la jornada, desde la presentación de los pequeños en la parroquia hasta el traslado de la Virgen hasta el Arroyo Blanquillo, donde tuvieron lugar los clásicos cánticos y bailes populares frente a la hoguera encendida para la ocasión. Fueron más de un centenar los niños y niñas que, acompañados por sus madrinas, ocupaban todo el altar mayor de la iglesia de San Sebastián, donde fueron bendecidos por el cura párroco tras la pertinente bendición de las roscas de pan que portaban los fieles.

El alcalde, Joaquín Villanova, resaltó la buena organización de la Concejalía de Turismo y Fiestas y de la treintena de mujeres del Barrio Viejo que participaron activamente en el evento. Villanova tomó parte en el cortejo junto con un nutrido grupo de concejales del equipo de gobierno y se mostró contento por la gran asistencia y la participación en “tan singularizada y extraordinaria de una tradición tan antigua y netamente alhaurina”. La singularidad que viene dada por la bendición de roscas y su reparto en la plaza principal del municipio, así como los bailes y canciones que se entonan alrededor de la hoguera.

Por su parte el edil de Fiestas y Turismo, Mario Pérez Cantero, quiso destacar el estreno de trono, “realizado por nuestros servicios operativos” y tuvo un cariñoso recuerdo para las mujeres que hasta ahora se habían venido encargando de sacar la virgen. El acompañamiento musical a las canciones fue otra de las novedades de la celebración de este año, con lo que se quiso también llegar mejor a los más jóvenes.

Print Friendly, PDF & Email