Los trabajos consisten en una técnica denominada abujardado, que dejará el pavimento con más rugosidad para prevenir resbalones sobre todo en caso de lluvia. Se actuará en las bandas laterales para peatones en un tramo de unos 100 metros de longitud.
El Ayuntamiento de Alhaurín de la Torre ha iniciado las obras de tratamiento del pavimento de la calle Málaga con el objetivo de prevenir resbalones y caídas. Para ello, se va a utilizar una técnica denominada abujardado, que consiste en puntear la superficie para obtener un acabado rugoso y producir un efecto antideslizante, incluso con el mármol mojado por la lluvia. Los trabajos responden a la medida anunciada por el alcalde, Joaquín Villanova, para aumentar la seguridad para los peatones que circulan diariamente por esta emblemática calle del centro urbano.

La Concejalía de Obras e Infraestructuras que dirige Gerardo Velasco se encarga de esta actuación, que se espera que concluya completamente a finales de este mes de septiembre. Se va a intervenir en el tramo de casi cien metros de longitud entre el inicio de la calle desde la plaza de San Sebastián y hasta la plaza del Conde. El abujardado se aplicará en principio en las bandas de ambos laterales destinadas al paso de los viandantes.

Tras este tratamiento, se adherirá en la superficie afectada una resina especial para embellecer la calle y recuperar su característico tono rojizo desde la remodelación que se llevó a cabo en el año 2007, y que incluyó su semipeatonalización y la sustitución del antiguo asfalto por materiales de mármol y granito, todo ello con la intención de dotarla de un diseño más atractivo para vecinos y comerciantes.

Más información: www.alhaurindelatorre.es y www.torrevisiontelevision.es

Print Friendly, PDF & Email