Respaldo unánime a un ambicioso programa europeo que persigue un modelo de transformación de residuos en recursos y ofrece soluciones sostenibles a la crisis ambiental
La sesión plenaria de hoy correspondiente al mes de abril ha adoptado un importante acuerdo con miras de futuro y sostenibilidad: El Pleno ha hecho efectivo de forma unánime su apoyo y adhesión a la llamada ‘Declaración de Sevilla: el compromiso de las ciudades por la Economía Circular’, una iniciativa que surge hace dos años en el marco de las instituciones comunitarias europeas y que poco a poco se va abriendo hueco entre las capitales y ciudades del continente. Se trata de un ambicioso programa europeo que persigue un modelo de transformación de residuos en recursos y ofrece soluciones sostenibles, ecológicas y, sobre todo, plenamente competitivas.

La concejala de Medio Ambiente, Marina Bravo, ha defendido esta novedosa iniciativa, efectuada en la capial hispalense el pasado 15 de marzo, en el seno de unas jornadas internacionales de la que salió un texto marco de compromiso, con idea de que fueran suscribiéndolo y asumiéndolo todos los municipios y provincias de España y el resto del espacio comunitario.

Según Bravo, la economía circular pretende erigirse como nuevo modelo económico que rompa con el desarrollo lineal actual, “al transformar nuestros residuos en recursos e ir abandonando el modelo de ‘coge-fabrica-tira’; este modelo favorece que el valor de los productos y materiales se matenga durante más tiempo, reduciendo al mínimo los residuos y con la filosofía de volverlos a utilizar repetidamente para seguir creando valor”. 
La Declaración de Sevilla amplía y fortalece el llamamiento que en septiembre de 2015 hizo la ciudad de París en favor de la economía circular, que luego firmaron las principales capitales comunitarias y, ahora se extiende a través de la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP). El texto contiene 11 acuerdos aplicables al ámbito local, en la medida en que los ayuntamientos son las instituciones más cercanas al ciudadano y resultan idóneos para las acciones de fomento y desarrollo de este modelo para prevenir los impactos ambientales, ha indicado Bravo.
Desde el vertido cero hasta el reciclaje de biorresiduos, el fomento del ecodiseño o  la compra pública de productos verdes, existe una amplia gama de estrategias y acciones que requieren del esfuerzo de la administración local, aspectos que, por otra parte, ya figuran de forma relevante en las EDUSI (Estrategias de Desarrollo Urbano Sostenible) que el Ayuntamiento tiene aprobadas desde hace meses.

Print Friendly, PDF & Email