(Prensa Municipal) Este edil votó a favor tanto del convenio como del estudio de detalle de la UE-EC-04, cuya tramitación ha sido impecable y sujeta en todo momento a lo que marca la ley. El gobierno local se pregunta qué intereses defiende este concejal y qué le ha hecho cambiar hasta el punto de denunciarse a sí mismo

Tras la información difundida por el partido político UpyD con respecto a la denuncia presentada por su concejal en el Ayuntamiento de Alhaurín de la Torre por la tramitación y las obras que se llevan a cabo en la  la Unidad de Ejecución UE-EC-04, el equipo municipal de gobierno del Consistorio desea hacer públicas las siguientes aclaraciones:

 

1.- Es absolutamente falso que se haya incurrido en irregularidad o ilegalidad alguna en la tramitación por parte del Ayuntamiento de la mencionada UE-EC-04, una actuación urbanística que se ha tramitado de forma impecable, respetando en todo momento la legislación urbanística vigente y las normas del propio PGOU de Alhaurín de la Torre, incluidos los principios de publicidad y transparencia. De hecho, durante los periodos de exposición pública ni este concejal ni ninguna otra persona presentó alegación alguna.

 

2-. El equipo de gobierno ha actuado en todo momento atendiendo a los informes jurídicos, técnicos y urbanísticos redactados por los funcionarios municipales, por lo que las acusaciones vertidas por el concejal de UpyD y los supuestos delitos que enumera son un montón de falacias que solo sirven para ensuciar la vida política de Alhaurín de la Torre.

 

3-. Hay que recordar que el edil que ha anunciado la presentación de esta denuncia, Ramón Guanter, votó a favor del mismo proyecto que ahora denuncia. En concretó, en el pleno de agosto de 2012 dio su voto favorable tanto al convenio urbanístico como al estudio de detalle. No deja de ser curioso que uno de los hechos que ahora denuncia sea, literalmente, ”irregularidades en la aprobación del estudio de detalle de la convocatoria urbanística de planeamiento”.

 

4.- Recordamos también que el Ayuntamiento ya presentó un escrito de denuncia en la Fiscalía de Málaga contra este concejal para que investigara un posible delito de amenazas y coacciones, ya que el pasado 4 de abril este señor presentó un escrito en el registro general en el cual exigía que se paralizaran las obras que se están llevando a cabo en la Unidad de Ejecución UE-EC-04, amenazando que, en caso contrario, presentaría una denuncia. ¿Qué sentido tenía conceder un plazo de cinco días?  Si este edil o cualquier otro ciudadano tiene conocimiento de la comisión de un delito, tiene la obligación de comunicarlo ante el órgano o la autoridad competente, por lo que no se entiende semejante amenaza.

 

5.- Cabe aclarar que el estudio de detalle no modifica la calificación que contiene en el PGOU, ni tampoco la ubicación de las áreas libres, sino que las desglosa con mayor concreción. En suma, la superficie de áreas libres de esta unidad es todavía mayor a la exigida: 5.922,73 metros cuadrados. El hecho de que en el PGOU se establezca una parcela de áreas libres de 5.076 metros no quiere decir que tengan que ser cedidos obligatoriamente por los promotores de sus terrenos privados, sino que esa superficie es la que debe constar de áreas libres.

 

6.- Cabe calificar de ”esperpéntica” la actuación del portavoz de UpyD, que con tal de ensombrecer la gestión municipal con falsedades es capaz de denunciarse a sí mismo. Nos preguntamos qué oscuros intereses se esconden detrás de esta denuncia. ¿Qué es lo que defiende el señor Guanter, quien hace menos de dos años estaba encantado con este proyecto y ahora se empeña en ensuciarlo a base de falacias y calumnias?. Resulta por otro lado irrisorio que se hable de falta de zonas verdes en un sector donde justo enfrente hace unos años había una depuradora y ahora se está construyendo uno de los mayores parques de Alhaurín, con casi 20.000 metros cuadrados.

 

7.- Lamentamos profundamente que este concejal haya heredado las prácticas y las formas de hacer política de los peores tiempos de otros partidos, que se empeñaron en judicializar la política alhaurina, usando como bandera el patético lema de ‘difama, que algo queda’, y presentado denuncia tras denuncia que fueron archivándose una a una en los tribunales.