wpid-psoe-andalucia.jpg(PSOE) En los próximos años podríamos estar hablando de una mejoría económica, pero ésta no será posible si no blindamos antes los derechos fundamentales y los pilares básicos de nuestro estado de bienestar, el cual es totalmente viable y puede garantizarse a los ciudadanos a pesar de todas las mentiras planteadas por la derecha europea. Frenar el conservadurismo en Europa que tanto daño nos ha hecho y nos sigue haciendo desde que comenzara la crisis con medidas de austeridad que no han garantizado ni el empleo ni los derechos sociales. Para ello, los socialistas aplicaremos un mínimo social en todos los presupuestos públicos para que no baje de ese mínimo las cuantías presupuestadas destinadas a nuestros pilares básicos y fundamentales: sanidad, educación y prestaciones sociales.

De esta forma, ante cualquier coyuntura económica, podremos salvaguardar nuestro sistema sanitario público e igualitario, nuestra educación pública y las prestaciones que sostienen a tantas y tantas familias en nuestro país, incluso en momentos de dura recesión económica. No volver a cometer los errores que nos trajeron hasta esta crisis es algo primordial para el nuevo socialismo, por ello también proponemos, blindar todo esto en los presupuestos públicos y además, establecer indicadores vinculantes para antes de tomar cualquier decisión desde un gobierno, se mida el impacto social en cuanto al empleo y la pobreza que pudieran ocasionar las medidas planteadas.

En esta dirección, evitaríamos por ejemplo, muchos de los recortes en materia sanitaria en los últimos presupuestos aprobados por Rajoy o el ajuste de más de 80.000 millones que ha provocado el empeoramiento de la educación pública de los españoles. Con estos indicadores, también se tendría en cuenta la repercusión económica en las familias y en la sociedad ante cualquier tipo de subidas de impuestos.

Print Friendly, PDF & Email