reunionAqualauro1Villanova avanza que se priorizarán actuaciones preventivas para evitar que la lluvia afecte a viviendas. Ya se han ejecutado trabajos en Retamar y Cortijos del Sol. Se impulsarán otras 32 obras por los daños causados por las precipitaciones, que se elevan a 1,3 millones de euros

 

El Ayuntamiento de Alhaurín de la Torre, a través del Servicio Municipal Aqualauro, tiene en marcha un plan de actuaciones para mejorar sensiblemente el sistema de evacuación del agua de lluvia del municipio, y que supondrá multiplicar hasta por cuatro la capacidad de la red de pluviales en el casco urbano. Así lo ha destacado el alcalde, Joaquín Villanova, tras una reunión que ha mantenido con responsables de este área para valorar los daños de las últimas precipitaciones y priorizar las nuevas obras a llevar a cabo dentro del citado plan.

 

En este sentido, el regidor ha avanzado que se dará prioridad a aquellos trabajos de carácter preventivo para evitar que el agua afecte a viviendas y edificios públicos, mediante la ejecución de nuevas rejillas, canalizaciones e infraestructuras, principalmente en las zonas de Cortijos del Sol, Capellanía o Retamar, entre otras. “Venimos desde hace años invirtiendo en mejorar todo el sistema de pluviales y saneamiento de Alhaurín de la Torre. Se han hecho muchas cosas, pero queremos minimizar al máximo los daños por lluvias. En estas semanas ha habido días en los que han caído hasta cien litros por metro cuadrado en una hora y estoy satisfecho en general por cómo han funcionado las infraestructuras. Las incidencias han sido pocas, teniendo en cuenta todo lo que ha llovido y lo que ha ocurrido en otros municipios donde ha habido importantísimos destrozos y daños personales. Pero sigue habiendo cosas que mejorar y eso es lo que vamos a hacer”, ha explicado el pimer edil.

 

Este plan responde a los estudios que ha venido realizando Aqualauro sobre las zonas de Alhaurín de la Torre que suelen verse más afectadas en caso de fuertes precipitaciones. En las últimas semanas ya se han ejecutado algunas actuaciones en Retamar, en el entubado del Arroyo del Gato a la altura de Fuensanguínea o en la rotonda de Cortijos de Sol, que implicarán que se evacue hasta cuatro veces más agua de lluvia en ese punto. Pronto comenzarán las labores de otra actuación similar, también en Retamar, aunque se han redactado además otros proyectos más ambiciosos para garantizar un funcionamiento aún más óptimo de la red de pluviales en las urbanizaciones más cercanas a la Sierra, y canalizar así el agua de lluvia antes incluso de que llegue a la travesía.

 

Paralelamente a estas obras de carácter preventivo se impulsarán 32 actuaciones por los daños ocasionados por las últimas lluvias, que se cifran en 1,3 millones de euros. Para ello, el regidor ha avanzado que el Ayuntamiento ha iniciado los trámites para que parte de esta cantidad sea financiada por la administración central vía declaración de zona catastrófica, aunque también se han dado instrucciones para liberar las partidas municipales necesarias para comenzar las obras más urgentes.

 

“Desde hace veinte años estamos haciendo un estudio continuo de las zonas de Alhaurín de la Torre que son más susceptibles de incidencias por lluvias. Hemos destinado para ello importantes recursos, tanto humanos como materiales, incluyendo un sistema de cámaras especiales que nos permiten saber en qué punto de la red pueda haber un problema. En función de esos estudios, hemos ido actuando con nuevas infraestructuras y soluciones que se han demostrado que funcionan, como ha pasado ahora en el Jardín Oriental o el Recinto Ferial, donde no ha habido ningún problema. En esta línea vamos a seguir actuando”, ha insistido Villanova, quien ha aprovechado para felicitar a todos los cuerpos de emergencia, Policía Local, Bomberos, Protección Civil, Aqualauro y servicios operativos por su rápida y efectiva intervención tras el último temporal.

Print Friendly, PDF & Email