(Francisco Javier Zambrana Durán – Alhaurín de la Torre)

Gemma Arenas. Madre de Lucas y Nora. Amante de la montaña. Una corredora que puede presumir de ser campeona de España de Trail en 2017, de España de Ultra en 2015 y 2016, del mundo de Skyrruning en 2016, pero, ante todo, de ser ganadora de Jarapalos en 2014, en su debut en la carrera.

Una persona cercana, sencilla, que busca el tiempo donde no existe para poder compaginar trabajo con entrenamiento, es el perfil que se aprecia en cada una de sus declaraciones. Siempre amante de la geografía malagueña, como bien declara, confiesa que vive constantemente con ese pequeño anhelo de poder correr por las sierras del sur de Andalucía.

Su historia con el recorrido alhaurino es particular. La primera ocasión en la que participó en Jarapalos, se llevó el gato al agua. Repitió en 2015, y el pasado año se volvió a coronar. Sus actuaciones siempre han sido de primer nivel y han demostrado una gran superioridad en el mundo del Trail, hasta el punto de haber llegado a ser galardonada como la mejor corredora de montaña del planeta en 2016.

Todas estas sensaciones y mucho más es lo que nos desvela una persona entrañable, campeona, luchadora. Un claro ejemplo de este deporte en España.

Gemma realiza una subida de pendiente. – Fuente: Gemma Arenas.
¿Qué representa Jarapalos en el calendario de una mujer que debutó ganando en esta carrera de Trail y que hoy ya ha sido elegida como la mejor corredora de montaña del mundo? ¿Tiene un valor sentimental esta carrera?

Para mí Jarapalos en mi calendario siempre está presente. No sé si algún año lo tendré en rojo y no podré asistir, pero sí puedo lo haré. Hasta ahora y desde que empecé, no he fallado ningún año. De hecho, le tengo mucho cariño a esta prueba, dado que fue la primera prueba de montaña que hice y la que me enganchó en este mundo.

¿Qué es para Gemma Arenas la montaña?

Para mí, la Montaña es adrenalina y disfrute. La pena es que a diario no la puedo disfrutar, ya que vivo en la Mancha y es llana. Entonces, a base de carreras se disfruta la montaña, sus subidas, sus bajadas, sus senderos, sus paisajes, etc. Muchos fines de semanas puedo disfrutar de ella y ver lo bonita que es.

¿En qué piensa en cada momento en el que aparece una silueta de ella ya sea imaginándola o viéndola directamente?

Cada vez que veo una montaña, sobre todo en carreras, y eso que no nos da mucho tiempo a mirar bien los paisajes, ya que vas centrado en el suelo para no caerte, veo que si no hiciéramos carreras de montaña, por muchos de los sitios que pasamos no los podríamos disfrutar.

Sería imposible acceder a ellos si no fuera por las carreras. Son sitios espectaculares que muchas veces te dejan impactada. Hay ocasiones en las que merece la pena pararse cinco segundos a mirar el paisaje y tener las nubes a tus pies.