La técnica del lipoláser se aplica a los problemas de los glúteos pero también a otros lugares del cuerpo y cuenta con un centro líder en este tipo de intervenciones ambulatorias de una sola sesión, el Instituto Médico Láser, IML, donde los profesionales que trabajan lo hacen bajo unos valores y un gran conocimiento científico.

Los glúteos son esta parte del cuerpo que juega un papel muy importante en la estética femenina y si bien existen muchos tips a tener en cuenta para mantenerlos firmes a veces no sirve con ello y es preciso llevar a cabo un Lipolaser en Gluteos.

Existe un lugar de referencia, el Instituto Médico Láser, también conocido por su abreviación IML, que se encuentra en Madrid y cuenta con un equipo médico de renombre además de ser un centro multidisciplinar dotado de alta tecnología que lleva años llevando a cabo con éxito este tipo de tratamiento, para el cual solo se precisa una sola sesión.

Puede ser a causa de los hábitos de vida sedentarios, de una predisposición genética, de cambios bruscos de peso o simplemente del paso del tiempo, pero los glúteos pueden contar con acúmulos de grasa localizada alrededor o bajo su pliegue, además de presentar flacidez o celulitis.

Un objetivo: eliminar la grasa acumulada y contraer la piel

El lipolaser o laserlipolisis es un método estético muy poco invasivo que tiene como objetivo eliminar la grasa acumulada y contraer la piel para que se adapte al nuevo entorno y se realiza mediante un láser que maneja dos tipos de energía.

La energía se conduce a través de una cánula muy fina que derrite la grasa de forma selectiva a través de la fibra óptica del extremo de la luz. De este modo también se realiza una remodelación de las fibras elásticas que procuran el tensado cutáneo.

Pero el lipoláser va más allá porque puede corregir todos los problemas estéticos de los glúteos en una sola sesión y bajo anestesia local, tratándose de una leve intervención ambulatoria, realizada por un médico.

Los resultados de esta intervención son evidentes entre 1 o 2 semanas pero en cada caso es distinto, puesto que la absorción de colágeno es lenta y es el médico el que debe valorar el tiempo que ha de pasar entre la intervención hasta que se puedan lucir los glúteos sin ningún complejo. Las que no llegan a tiempo para este año ya saben qué deberes ponerse para septiembre, ya que cuanto más tiempo haya pasado desde la intervención, más evidentes serán los resultados.

Una propuesta profesional basada en la experiencia y en el estudio científico

Pero hay otras zonas que se pueden tratar con este método y sobre acúmulos de grasa moderados que se encuentren en cara o cuello, brazos, piernas, abdomen o ginecomastia.

En las zonas más difíciles -siempre que sean de dimensiones reducidas como michelines en la espalda alta, rodillas y tobillos-, la técnica también es efectiva y así lo atestiguan los cientos de casos de éxito que se han dado en IML, un centro líder en la aplicación de estas técnicas y el mejor considerado según las evaluaciones de sus propios clientes.

La base del éxito se centra en una atención personalizada y amable de todo el personal sanitario del centro, pero también en su gran asertividad y eficacia. El equipamiento médico del centro es uno de los más completos de todo el país y puede consultarse a través de la página web, ya que todas las acciones de IML son abiertas y transparentes.

Bajo unos valores que pasan por dar la más alta cota de calidad asistencial a sus pacientes, la continua formación de sus profesionales y la sinergia entre el personal del equipo, el personal del centro ha sabido marcar la diferencia con una propuesta profesional basada en la experiencia y en el estudio científico. Además se da financiación de hasta 5 años y en su sala de espera es muy probable que se encuentren con celebrities, porque IML es el centro estético de referencia, especialista en afrontar nuevos retos.

Print Friendly, PDF & Email