El dictamen que ha aprobado este jueves la comisión de investigación sobre las irregularidades en expedientes de regulación de empleo (ERE) del Parlamento solo recoge la “responsabilidad política directa” del exdirector General de Trabajo, Francisco Javier Guerrero, y exime, en virtud de los votos de PSOE-A y PP-A, a los exconsejeros de Empleo José Antonio Viera y Antonio Fernández, de dichas “responsabilidades”.

Como se recordará, la ponencia de síntesis que el presidente de la comisión de investigación de los ERE, Ignacio García (IU) hizo llegar a los grupos, que es la que se ha sometido a debate este jueves, situaba la “responsabilidad política de primer nivel o máxima magnitud” en esos exconsejeros, en línea con las conclusiones de IULV-CA. El PSOE-A planteó, a través de sus enmiendas a dicha ponencia, la supresión íntegra del apartado en el que se señalaba la “responsabilidad política de primer nivel” de Fernández y Viera y la situaba exclusivamente en el exdirector general de Trabajo Francisco Javier Guerrero.

El PP-A volvía a señalar en sus enmiendas como máximos “responsables políticos” al presidente de la Junta, José Antonio Griñán, y a su antecesor en el cargo, Manuel Chaves. También incluía, entre otros, a los consejeros de Economía, Innovación, Ciencia y Empleo, Antonio Ávila, y de Hacienda y Administración Pública, Carmen Martínez Aguayo.

PSOE-A y PP-A han coincidido en votar a favor de la supresión del apartado de la ponencia que recogía las responsabilidades políticas de Viera y Fernández, con lo que el dictamen finalmente aprobado solo sitúa la responsabilidad política en Francisco Javier Guerrero (algo que también se incluía en la ponencia síntesis y que se ha mantenido).

“El bipartidismo en acción se ha evadido de sus responsabilidades y ha atendido exclusiva-mente a los intereses partidistas” ha señalado el portavoz del Grupo parlamentario de IULV-CA, José Antonio Castro.
“Con lo ocurrido esta tarde nos sentimos defraudados, engañados y asqueados”. “Se tiran a la basura meses de trabajo de esta Comisión parlamentaria. Ambos se han enajenado de sus responsabilidades y han preferido primar los intereses de Partido. Han tomado el pelo a Andalucía”.
Castro ha adelantado que IU mantendrá el dictamen presentado como voto particular en el Pleno.