image

La actividad tuvo lugar en el centro de salud y tenía como intención promover entre la población de Alhaurín de la Torre los hábitos de vida saludable y concienciar para evitar situaciones de estrés y realizar controles periódicos

Ayer tuvieron lugar las Primeras Jornadas de Puertas Abiertas dedicadas exclusivamente a la prevención de riesgos cardiovasculares, una iniciativa promovida por el Centro de Salud y la Unidad de Gestión clínica de Alhaurín de la Torre con el objetivo de explicar los peligros asociados con las enfermedades como el infarto, el ictus o la trombosis, y la realización de análisis de cálculo aproximado del riesgo cardiovascular, con arreglo a factores de edad, género, peso y hábitos de vida.
La jornada, que comenzó a las nueve y media de la mañana, contó con la presencia del director médico del centro de salud, David Godoy, y el coordinador de Cuidados, Antonio Domínguez. Las mesas, en las que se trataron los factores de riesgo cardiovascular y la puesta en común de los hábitos de vida saludables, también sirvieron para realizar análisis a los ciudadanos que así lo demandaron.

Esta jornada se celebrará todos los años en torno a la misma fecha, el 10 de noviembre, como parte de una acción informativa con vistas a potenciar la prevención de los riegos que comportan las dolencias relacionadas con el corazón, el cerebro y el sistema circulatorio. Y es que las enfermedades y accidentes cardiovasculares son la primera causa de muerte entre la población española; afectan mayoritariamente a los hombres, si bien en los últimos años, el consumo de tabaco y el estrés laboral entre las mujeres han provocado que las estadísticas comiencen a igualarse.

Sufrir ansiedad o nerviosismo, hábitos como fumar, llevar una alimentación inadecuada y no hacer nada de ejercicio aumentan el riesgo de desarrollar una enfermedad cardiaca o un accidente cerebrovascular. Además, el tipo de patologías previas como hipertensión arterial, diabetes, colesterol y obesidad incrementan el riesgo. El tramo de edad de las personas que deberían hacerse chequeos regulares en este sentido se comprende entre 35 y 75 años, si bien conviene tener presente que los adolescentes que se inician en el hábito de fumar también habrían de ser analizados.

Estas jornadas pretenden, por tanto, contribuir a concienciar a la población alhaurina para que incorpore hábitos saludables en su vida, evite situaciones de estrés y mantenga un control periódico de su salud, antes de que el proceso se desarrolle o empeore.