Esteban López
Durante toda mi vida, y sobre todo desde que comenzó la vida escolar de mis hijos, hace ya bastantes años, he sentido algo especial por la infancia. Mis sentimientos hacia los niños fueron determinantes para ocupar la mayoría de mis horas extra-laborales, en dedicárselas a ellos, siendo el medio, aquello que tenía más cercano, el Colegio donde empezaban a cursar sus estudios mis hijos. Mi ingreso en el APA (así se llamaban las AMPAS actuales) determinó que, junto a otros compañeros-as , enfocara esa vocación que siempre he tenido de ayudar a la infancia y que realicé durante muchos años, pues con posterioridad, alargué mi actividad dentro del ámbito deportivo, concretamente al baloncesto de base en un club de una barriada de Málaga, donde disfrutaba con la ilusión de muchos niños-as , que jugando a ése deporte , se alejaban de muchos problemas que existían dentro su propio mundo personal y social.
Unos cuantos años dedicado a ellos me reforzaron la idea de que los niños son los más desfavorecidos de nuestra sociedad y a la vez son los más agradecidos con aquellos que no ven en ellos otra cosa que lo que son: “Niños , inocentes niños-as”.
Durante esos años de trato con ellos, y salvo contadas excepciones, también me dí cuenta de que ellos siempre dicen la verdad.
Todo esto viene a cuenta, del reciente tratamiento, que desde algunos medios de comunicación se ha dado a la denominada “semana de lucha (qué palabra tan fuerte entre niños y jóvenes) de estudiantes , madres y padres” programada por un sindicato de estudiantes en lucha(que mal suena la palabreja), durante los pasados días del 15-19 del corriente mes, con una convocatoria de huelga (está de moda) en los diversos centros de enseñanza.
En primer lugar, me parece intolerable que siempre y en todo momento, se juegue con la educación de los niños, y menos de aquellos que aún no han pasado de 14 años, intentando con éstas actuaciones  menguar sus conocimientos pedagógicos, ya están bastante mermados por la ineficacia del sistema educativo actual, tal como reflejan los datos que nos proporcionan desde el resto de Europa y que nos hacen estar a la cola de la educación europea, como para aumentarlas.
La convocatoria ya es denigrante por quién la hace, pero es más la gran cobertura que algún medio ha hecho de la misma, pues basándose en unas mal llamadas “libertades para esto, para aquello y para lo demás allá”, buscan una legitimidad, que casi nunca encuentran en la mayoría de la sociedad, aunque muchas veces ésta sea inmovilista y no castiguen estos actos como se merecen.
Opino que, si la convocatoria es denigrante, infinitamente peor es lo de intentar en traducir en éxito, el fracaso más absoluto de la misma, con unas cifras total o parcialmente falseadas por aquello de querernos imponer las ideas maquiavélicas de una minoría, a una mayoría que les ignora y que con gran generosidad, no les hace pagar el daño que hacen día a día con sus acciones a la sociedad en general.
Sres. no deben ni se pueden tergiversar cifras.. El día 16, se publica en algún medio, y que cada palo aguante su vela, que en el IES Galileo, los alumnos de 1º y 2º de ESO, han asistido a clase en una proporción de siete o ocho (supongo que por precipitación quería poner, siete u ocho), poniendo esas cifras en boca del director del Centro, cosa que de ser cierta , me produce  sentimientos adversos.
Pues bien, en 2º curso de ESO, no puedo contrastar la información, sin embargo, les puedo decir que en 1º de ESO y en ambas clases, según alumnos de las mismas, la asistencia fue prácticamente la de un día normal,  Concluyo diciendo:
-Los niños en su inocencia siempre dicen la verdad .
-Los mayores condicionados por unas ideas pragmáticas, somos capaces de vender ideológicamente a nuestros propios hijos por unos ideales caducos y trasnochados, de los cuales se aprovechan aquellos políticos , ineptos y corruptos, que lo único que les interesa es su posición personal para perpetuarse en el poder.

Pido desde éstas líneas, que se respeten los derechos y libertades de los niños, coartados
por sindicatos en los cuales no están representados e incluso por algunas asociaciones de padres y madres totalmente politizadas, todos ellos amparados por informaciones, no del todo objetivas y sin contrastar, con premeditación difícil de discernir.

CUIDEMOS NUESTRA INFANCIA Y TENDREMOS UNA JUVENTUD MEJOR.

Esteban López (responsable de organización de UPyD Alhaurín de la Torre)

Print Friendly, PDF & Email