(UPyD) El miedo es un sentimiento tremendamente humano, está en lo más profundo de nosotros y probablemente es uno de los primeros estímulos que tuvieron los primeros animales que existieron en nuestro planeta.

Cuando sentimos miedo hacemos o dejamos de hacer un gran número de cosas y es esto, junto a lo humano del sentimiento, la razón por la que el miedo en política es tan importante.

 

Un mal gobernante cuando no puede convencer con ideas o con hechos, tratará de cegar y maniatar a su pueblo con el miedo, para que este no pueda conocer otras opciones o las prejuzgue y así no pueda escoger un camino diferente. El miedo muchas veces es una larga cadena que nos ata y nos inmoviliza.

 

Esto lo estamos viendo a nivel nacional con Podemos, el poder establecido trata de vencerle creando miedo, no mediante el debate de ideas o los hechos, puesto que saben que teniendo un historial tan negro siempre perderán.

 

A nivel municipal esto también ocurre, pero con UPyD. Hemos estado reuniéndonos con asociaciones y muchas no quieren hacerse fotos con nosotros, incluso alguna no quiere que publiquemos nada sobre la reunión, otras nos preguntan si es cierto que quitaremos las subvenciones, rumor falso extendido por el equipo de gobierno, y las hay incluso que no quieren reunirse con nosotros por miedo, tal y como nos confiesan, a represalias.

También podemos encontrar debates UPyDcéntricos iniciados no por afiliados o simpatizantes de UPyD, sino por, gente afecta al PP. Estos debates casi monopolizan los foros en Facebook y en ellos se puede ver como ciertas personas tratan de manipular de forma muy burda a los lectores para crearles falsas impresiones.

 

Llegado a este punto nos preguntamos si cuando los que nos gobiernan intentan extender el miedo entre el pueblo es porque ellos lo están experimentando.

 

UPyD parece ser que da mucho miedo, por eso su voz debe ser acallada mediante prohibiciones, engaños, manipulaciones… pero nada de ideas o debate, fíjese lector que usted no aparece en ningún lado, solo importa destruir y crear el miedo a esa cosa que amenaza con quitar la poltrona, no el ciudadano.

 

Nos sentimos cómodos asustando a los que están en el sillón, pero no nos gusta ver que hay gente que debe esconderse o hablarnos al oído para no ser castigados, y pueden estar muy seguros que cuando gobernemos, eso va a cambiar, sean magentas, azules, rojos o morados, se podrá actuar sin miedo alguno.

 

Daniel Gándara (Responsable de Comunicación y Prensa)

Print Friendly, PDF & Email